La querella de Balaguer contra Narciso La querella de Balaguer contra Narciso
POR RAMON ANTONIO VERAS I.- El gobierno de los 12 años y epítetos afrentosos contra los opositores 1.- Durante el régimen del doctor Balaguer,... La querella de Balaguer contra Narciso

POR RAMON ANTONIO VERAS

I.- El gobierno de los 12 años y epítetos afrentosos contra los opositores

1.- Durante el régimen del doctor Balaguer, leer uno de los expedientes que preparaba el Servicio Secreto de la Policía Nacional, contra los opositores, causaba asco e indignación por los adjetivos denigrantes que precedían a los nombres de los apresados.

2.- El calificativo insultante de atracador fulano de tal; el maleante perencejo; el delincuente zutano; el asesino mengano; el delincuente perengano y el carajo malhechor, fueron algunos de los tantos epítetos colocados a los adversarios del balaguerismo.

3.- Las menciones más afrentosas figuraban endosadas a todos aquellos que resultaban víctimas de acusaciones políticas injuriosas durante el despotismo de los 12 años. La víctima de una imputación estaba acompañada de un término para menospreciarla.

4.- El objetivo era presentar al imputado como carente de honra y estimación, para llevar al ánimo de la opinión pública la idea de que el prevenido era un depravado, un infame que merecía la muerte, la cárcel o el exilio.

5.- Balaguer, durante su gobierno de los 12 años, encajaba a sus contrarios los apodos más odiosos, mientras él se creía estar elevado a la divinidad.

 II.- Un Balaguer soberbio en su mandato iniciado en 1986

6.- Cuando el doctor Balaguer terminó su reinado de los 12 años, y luego regresó en 1986, cuantas veces una acción de su gobierno era objeto de censura, reaccionaba soberbio, y procuraba que sus acólitos interpretaran su enojo, como sucedió con Narcisaso, desapareciendo al opositor, o personalmente tomaba sus decisiones.

7.- Es así como en fecha 10 de diciembre de 1987, el Partido Comunista Dominicano,  PCD, en la persona de su Secretario General, Narciso Isa Conde, convocó a la mayoría de los medios informativos de la ciudad capital, a una rueda de prensa, en la cual hizo señalamientos que el doctor Balaguer consideró  como imputaciones graves  que lesionaban su honor, entre las que se destacaban que Balaguer  había pactado en perjuicio del Poder Judicial, con José Francisco Peña Gómez  y Hatuey Decamps,  una negociación para la puesta en libertad de exfuncionarios acusados de desfalco en perjuicio del Estado durante el cuatrienio 1982-1986.

III.- Balaguer, su querella contra Narciso y un desistimiento

8.- Mediante acto de alguacil de fecha 15 del mes de diciembre del año 1987, el doctor Joaquín Balaguer, porque se sintió lesionado en su honor y consideración por Narciso Isa Conde, interpuso contra este una querella con constitución en parte civil, mediante citación directa ante una cámara penal de la ciudad capital.

9.- El doctor Balaguer, en su acción judicial contra Narciso, precisó que  este lo había difamado y, por vía de consecuencia, violando  el artículo 1 y 29 de la Ley número 6132 y los artículos 367 y 368 del Código Penal.

10.- A la audiencia del día 15 de enero de 1988, Narciso, compareció al tribunal atendiendo a la citación penal que le había hecho el doctor Balaguer, y estuvo asistido por   los doctores Abel Rodríguez del Orbe, Julián Peña, Tulio Arvelo y el suscrito Ramón Antonio Veras.

11.- Los abogados de Narciso coincidimos en el sentido de que Balaguer había urdido una trama legal   para obtener una sentencia condenatoria, porque en su condición de Presidente de la República y querellante había escogido el tribunal que debía de conocer la audiencia, el juez que la presidiría; el mes, el día, la hora, el año y el fiscal que participaría en la causa.

12.- Ante semejante encerrona, los abogados de Narciso le solicitamos a la Suprema Corte de Justicia,    la declinatoria del expediente ante otra Cámara Penal de la ciudad capital, pero esta solicitud  fue rechazada por el más alto tribunal  mediante  su decisión de fecha 3 de febrero 1988.

13.- En vista de que la petición de declinatoria no fue aceptada, el equipo de abogados de Narciso procedió a recusar al juez por parcialidad, a la vez que le solicitó al tribunal el reenvío del asunto, hasta tanto la Suprema Corte de Justicia decidiera respecto a la petición de recusación.

14.- En el ínterin, Narciso, mientras se esperaba el fallo, hizo un documento público en el cual reiteraba las acusaciones a Balaguer y añadió otras más severas, lo que motivó que el doctor Balaguer, en fecha 2 de mayo de 1988, desistiera de la querella contra Narciso, mediante los siguientes términos:.

a.- Que desiste pura y simplemente de la querella por los delitos de difamación e injuria que interpusiera en fecha 15 de diciembre de 1987, contra el señor Narciso Isa Conde, por ante la Tercera Cámara Penal de Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, mediante acto del Ministerial Guaroa Molina González, alguacil ordinario del tribunal Especial de Tránsito del Distrito Nacional, así como de todo el procedimiento subsecuente a dicha querella.

b.- Que dicha querella, de la cual se desiste mediante este acto, fue instrumentada por la vía de la acción directa, amparada  en la violación  de los artículos 367 y 368 del Código Penal y 1, 26 y 29 de la Ley  núm. 6132 sobre Expresión y Difusión del Pensamiento, de fecha 15 de diciembre de 1962. Y haréis justicia. Firmado: Doctor Joaquín Balaguer. Desistente.

Ideas finales

15.- Resultaron frustratorias las pretensiones del doctor Joaquín Balaguer, de meter preso a Narciso, demolerlo política y moralmente, y mandarle un mensaje de miedo a sus opositores.

16.- Balaguer, con la acción judicial contra Narciso, demostró ausencia de tolerancia, posición rígida ante las críticas y proceder agresivo frente a las opiniones y creencias de los demás.

17.- La intransigencia que demostró el doctor Joaquín Balaguer, en su régimen de los 12 años, pensó reeditarla, reduplicada en su nueva administración inaugurada en 1986.

18.- La querella del doctor Balaguer, contra Narciso, resultó ser para él una derrota legal y política, que puso de manifiesto que las fuerzas democráticas del país habían sido diezmadas durante el régimen de los 12 años, pero no aniquiladas, y que su espíritu de lucha se mantenía vivo como hasta ahora.

 

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: