Vuelven a detener hombre acusan varios robos Vuelven a detener hombre acusan varios robos
Miguel Cruz Tejada NUEVA YORK.- Un ladrón identificado como Jamel Pringle, de 39 años y que había sido arrestado 167 veces, cayó otra vez... Vuelven a detener hombre acusan varios robos
Jamel Pringle acusado de varios robos

Jamel Pringle acusado de varios robos

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK.- Un ladrón identificado como Jamel Pringle, de 39 años y que había sido arrestado 167 veces, cayó otra vez en manos de la policía, cuando robaba en una farmacia de la cadena Ride Aid en el Este de Manhattan.

El abogado de Pringle que reside en Queens está alegando perturbación mental como estrategia para que su defendido siga en las calles o en un hospital psiquiátrico pero la jueza  del caso, Rachel Pauley y los fiscales recordaron que ha fallado a 39 citas en la corte.

Los fiscales dijeron que si se deja en libertad volverá a violar la condición de la fianza. En algunos de los robos se hacía acompañar por una mujer no identificada.

Pringle,  fue atrapado a las 8:15 de la mañana del lunes por robar 48 artículos por un valor cercano a  $430 dólares de la farmacia situada en la Segunda Avenida, cerca de la calle  96 Este y fue presentado en el tribunal ayer martes.

Al igual que con la mayoría de sus arrestos anteriores, fue acusado de hurto menor, un delito menor que no es elegible para fianza bajo la nueva ley de reforma de  justicia penal del estado.

La jueza  ordenó que Pringle quedara preso con derecho a fianza  a petición de los fiscales, diciendo que no creía que regresaría a la corte.

“Me tomaría todo el día revisar esta hoja de rap”, dijo la jueza Pauley en la lectura de cargos contra Pringle en la Corte Criminal de Manhattan mientras fijaba la fianza en $5,000 en efectivo o $10,000 tomando en cuenta que el ladrón no tiene ninguna posibilidad de pagarlas para salir de la cárcel.

Los fiscales habían solicitado la libertad bajo fianza, citando una enmienda a la ley que permite a los delincuentes reincidentes que cometen un nuevo delito grave o un delito menor de clase A mientras están en un delito similar que se fije la fianza si ambos delitos involucran daños a una persona o propiedad.

El historial criminal de Pringle es extenso e incluye una condena por delito grave, 88 condenas por delitos menores y 39 fallas de comparecencia, según el fiscal adjunto Cory Robinson.

El 3 de febrero, Pringle recibió un boleto de aparición en el escritorio por hurto menor y lascivia pública después de que los policías lo encontraron exponiéndose dentro de una farmacia de la cadena CVS en la avenida Lexington cerca de la calle 96.

Se robó un frasco con propinas con  $40 dólares  de una cafetería en la calle 102 y la avenida Lexington el 24 de enero. El propietario dijo a los policías que Pringle había realizado el mismo truco en noviembre.

Robinson dijo que Pringle hizo una violación de lascivia pública hace dos semanas por exponerse dentro de una pizzería. En enero fue arrestado por hurto menor los días 26, 12, 10 y 9 en Manhattan, Queens y Staten Island, dijo la policía.

Robinson citó un caso de delito menor abierto en julio de 2021 en el que Pringle está acusado de correr detrás de una persona y su hijo con un palo, diciéndoles que los iba a matar.

También se paró afuera de una barbería mientras un padre y su niño estaban adentro y les dijo que los iba a buscar  a través de la ventana, dijo el fiscal Robinson.

“La única vez que aparece en las audiencias es cuando es arrestado nuevamente y procesado, dijo Robinson y agregó que a Pringle se le han dado todas las oportunidades para demostrar que puede cumplir con las órdenes judiciales y continuamente no lo hace.

Pringle también tiene un caso abierto en Queens, y solo dos días antes del robo de Rite Aid, fue acusado en Staten Island de gran hurto por deslizar una cantidad no especificada de dinero en efectivo del frasco de propinas en deli.

Ha estado en libertad supervisada desde octubre de 2021 en una forma abierta de desacato y a pesar de eso, no se presentó ante el tribunal nueve veces en ese caso, dijeron los fiscales.

El abogado de Pringle, Richell Lisboa de la Sociedad de Ayuda Legal, dijo que su cliente ha estado entrando y saliendo de las salas de psiquiatría, más recientemente en el hospital San Lucas, argumentando que es por eso que no ha estado cumpliendo con sus citas en la corte.

“No necesita castigo, necesita tratamiento”, dijo Lisboa al tribunal. Aunque  la jueza estuvo de acuerdo en que Pringle necesita tratamiento, ella dijo que no tiene confianza en que él haría sus citas.

“No va a aparecer”, dijo la jueza. Cuando lo sacaron de la corte hacia la cárcel, Pringle gritó: “Estoy en el hospital”.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: