Siguen en el mundo protestas por homicidio George Floyd Siguen en el mundo protestas por homicidio George Floyd
Con la frase “No puedo respirar” como lema, pronunciada por George Floyd cuando moría a manos de la policía en Estados Unidos, millas de personas... Siguen en el mundo protestas por homicidio George Floyd

Con la frase “No puedo respirar” como lema, pronunciada por George Floyd cuando moría a manos de la policía en Estados Unidos, millas de personas en todo el mundo repetidamente desafiante este sábado a la pandemia del coronavirus para manifestar contra las desigualdades sociales y la brutalidad policial.

De Sídney a Londres, pasando por París o Montreal, este fin de semana serán manifestaciones en homenaje a este hombre negro que murió asfixiado por una policía blanca el 25 de mayo en Minneapolis.

Su muerte provocó un movimiento de protesta histórico que cruzó las fronteras de su país y reaviva las aspiraciones de cambio.

En Australia, el país que primero protestó fuera de Estados Unidos, decenas de millas de personas se manifestó este sábado con pancartas de “No puedo respirar”. Se trata de una referencia a lo que dijo Floyd, cuyo cuello quedó obstruido durante casi nueve minutos por la rodilla del policía que le detuvo por un delito menor.

Según los organizadores de la manifestación en Australia, que no temen el llamamiento del gobierno a quedarse en casa por la crisis sanitaria, el caso tiene ecos en su país. Así, explique qué quieren denunciar la elevada tasa de encarcelamiento de los aborígenes, así como los miembros fallecidos (más de 400 en los últimos 30 años) de esta comunidad cuando estaban en manos de la policía.

En Sídney, la manifestación fue autorizada unos minutos antes de que empezara por una decisión de la justicia que anuló una prohibición anterior. “El hecho de que hayan intentado evitar la manifestación de aún más ganas a la gente de hacerlo”, dijo Jumikah Donovan, uno de los manifestantes.

Muchos llevaban mascarillas de protección e intentaban respetar la distancia de seguridad lo mejor posible.

“No participe”

En el Reino Unido, pese a los llamados a no concentrarse, se lleva a cabo una gran marcha ante el parlamento en Londres y el domingo será el turno de la embajada de Estados Unidos.

“Entiendo porque la gente está profundamente afectada pero todavía nos enfrentamos a una crisis sanitaria y el coronavirus sigue siendo una amenaza real”, dijo el viernes el ministro de Sanidad, Matt Hancock.

“Por eso por favor, por la seguridad de sus familiares, no participe en grandes aglomeraciones, como las manifestaciones de más de seis personas”, específicamente.

En la capital británica se organizan varias manifestaciones desde hace una semana, marcadas por incidentes con la policía. Hicieron resurgir la cólera de las personas negras contra el “racismo camuflado” y los “abusos” de la policía en su país.

En Francia, volvieron también al primer plano las denuncias de violencia policial de los últimos años, haciendo eco a la indignación mundial por la muerte de Floyd. En París se convocaron manifestaciones este sábado contra la violencia policial para “amplificar el movimiento internacional de solidaridad contra la impunidad de las fuerzas del orden”, pero fueron prohibidas por la crisis sanitaria.

Una manifestación está prevista frente a la embajada estadounidense, en el corazón de la capital francesa y en el barrio del palacio del Elíseo. La otra está prevista en el Campo de Marte.

Estos llamamientos a manifestarse “fueron lanzados en las redes sociales (…) sin ninguna declaración previa a la prefectura de policía”, señalado el prefecto de París en un comunicado. También grabamos el estado de urgencia vigente en Francia prohíbe reuniones de más de diez personas en el espacio público.

El martes, una manifestación prohibida reunió sin embargo en París a menos de 20,000 personas, convocada por el comité de apoyo a la familia de Adama Traoré, un joven negro que murió en 2016 cerca de París tras ser detenido por la policía.

Tokio y Seúl se sumaron a las protestas

Cientos de personas se manifestaron pacíficamente en las calles de Tokio y Seúl para protestar contra el racismo. En la capital japonesa, unas 500 personas de diversas nacionalidades marcharon y se manifestaron pacíficamente frente a la céntrica estación de Shibuya, según informaron la agencia  Kyodo .

Además de condenar la actuación policial en el caso Floyd, el grupo protestó también por la fuerza excesiva empleada por la policía tokiota al detener, sin motivo aparente, el pasado 22 de mayo a un ciudadano turco de origen kurdo residente desde hace años en Japón.

En Seúl, un centenar de personas, varios de ellos estadounidenses, marchó por el céntrico barrio de Myeongdong portando mensajes con el lema “Las vidas negras importan”, que ha encabezado las protestas en multitud de puntos de Estados Unidos.

La marcha transcurrió sin incidentes, informó la agencia  Yonhap .

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: