Haitianos rechazan aumento combustibles Haitianos rechazan aumento combustibles
PUERTO PRINCIPE (Hití).- Tres personas murieron ayer viernes durante manifestaciones contra la decisión del gobierno de Haití de aumentar los precios de los combustibles.... Haitianos rechazan aumento combustibles

PUERTO PRINCIPE (Hití).- Tres personas murieron ayer viernes durante manifestaciones contra la decisión del gobierno de Haití de aumentar los precios de los combustibles. Periodistas vieron los cadáveres de dos manifestantes que fueron baleados en la zona de Delmas, en Puerto Príncipe, durante enfrentamientos con la policía. No estaba claro quién disparó contra el hombre.

El tercer deceso fue de un guardia de seguridad de un ex candidato político que fue detenido en una barricada. El guardia salió de su vehículo y disparó al aire al parecer para tratar de dispersar a la multitud. Un periodista de AP vio a la multitud capturar al hombre mientras huía de las balas, golpearlo y prender su cuerpo mientras el vehículo se iba.

Las protestas estallaron tras el anuncio por el gobierno haitiano de una fuerte alza de las tarifas de los carburantes, una medida que respeta el acuerdo firmado en febrero con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Las principales arterias de la capital fueron bloqueadas con neumáticos incendiados y en varios barrios de la ciudad se escucharon esporádicos disparos de armas de fuego.

Las barricadas son alimentadas por manifestantes que protestan por la decisión del gobierno, anunciada horas antes, de aumentar el precio de la gasolina en 38%, el del diésel en 47% y el del kerosene en 51% desde la medianoche de hoy sábado.

La circulación en las calles se vio obstaculizada además por el flujo de automovilistas que intentan llenar una última vez el tanque de sus vehículos antes de que se produzca el aumento. La gran mayoría de las gasolineras de Puerto Príncipe habían sin embargo dejado de funcionar a primeras horas de la tarde, informó AFP. El nuevo marco de referencia entre el FMI y Haití, firmado en febrero, implicaba el cese de la subvención pública de los productos petroleros, fuente frecuente del déficit de las cuentas públicas.

Como consecuencia de esos subsidios, “el consumo diario de productos petroleros había llegado a alrededor de 20,000 barriles, cuando nuestro consumo habitual es de 14,000 o 15,000 barriles”, explicó el viernes el ministro de Economía y Finanzas Jude Alix Patrick Salomon.

Ello suponía “una subvención diaria de entre 5.000 y 6,000 barriles para el otro lado de la frontera, lo cual resulta muy pesado para nuestra economía”, dijo en referencia a República Dominicana, donde las tarifas de los combustibles son más elevadas. En las últimas semanas ya se habían producido en Haití varias manifestaciones de protesta ante la posibilidad de un alza del precio de los combustibles.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: