Arzobispo sobresalgan malos ejemplos sacerdotes Arzobispo sobresalgan malos ejemplos sacerdotes
SANTIAGO.- El arzobispo metropolitano de esta ciudad, monseñor Freddy Bretón, lamentó hoy que en un segmento de la población pesen más los malos ejemplos... Arzobispo sobresalgan malos ejemplos sacerdotes

SANTIAGO.- El arzobispo metropolitano de esta ciudad, monseñor Freddy Bretón, lamentó hoy que en un segmento de la población pesen más los malos ejemplos dados por sacerdotes, que el sacrificio y la entrega de la mayoría de curas.

Al presidir la misa crismal concelebrada esta mañana en el multiuso de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), el prelado se quejó de que en la arquidiócesis bajo su responsabilidad pesan los malos ejemplos que se han producido en ese sentido.

Mientras pronunciaba la homilía titulada “fuente de comunión impulsamos la misión”, ante cientos de sacerdotes, presbíteros, diáconos, presidentes de asamblea y consagrados, monseñor Bretón analizó la situación interna que, en ese sentido, afecta la imagen de la Iglesia católica.

“Hay una maldición regada por ahí, por la inconducta de algunos sacerdotes y eso pesa, pero lamentablemente el ser humano mira lo feo con más deleite que lo que merece ser observado y gozado. Es decir, que lo malo se impone a lo bueno”, sostuvo el jerarca católico.

Relató que una vez un sacerdote le dijo que para ser cura de una diócesis (que monseñor Bretón no mencionó) mejor se salía de la vida sacerdotal, porque esa diócesis andaba muy mal.

Hoy, el arzobispo metropolitano santiaguero indicó que ese padre habló entonces de manera generalizada “pero sin fijarse en los buenos sacerdotes entregados toda la vida”.

A su juicio, ese sacerdote necesitaba justificarse “y para eso le servia mas los que han dado mal ejemplo y no todos los otros  que llevan la vida entera reventados, consagrados a Dios y no merecen ser tenidos en cuenta”.

Monseñor Bretón estimó que quizás con esa manera de pensar y actuar  se hace un daño irreparable “y en esta arquidiócesis lo sabemos bien porque, por mas restregones que se han dado, queda la mancha de la inconducta de algún sacerdote y todavía pagamos las consecuencias”.

“Y se supone que eso puede trabajar porque una gente con una formación deficiente en la fe y un niño en la casa dice que quiere ser sacerdote, sus padres le dicen que para allá no, pensando que todo lo que va a venirle  encima es desgracia y calamidad, de las que gustosamente ventilan los medios”, arguyó.

Monseñor Bretón lamentó que  existiendo tantos sacerdotes entregados la vida entera o consagrada sirviendo en silencio, estos no son motivo de inspiración para algunos.

En la misa concelebrada monseñor Bretón estuvo asistido del arzobispo emérito Ramón Benito de la Rosa y Carpio y de los obispos auxiliares, monseñores Plinio Reynoso y Tomás Morel.

 

 

 

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: