PUNTOS…Y PICAS PUNTOS…Y PICAS
POR CARLOS MANUEL ESTRELLA Se agotan los 365 días de 2017, oportunidad de pasar balance para evaluar aspectos del quehacer nacional, en específico lo... PUNTOS…Y PICAS

POR CARLOS MANUEL ESTRELLA

Se agotan los 365 días de 2017, oportunidad de pasar balance para evaluar aspectos del quehacer nacional, en específico lo concerniente a función pública y su incidencia en el resto de la sociedad.

Lo más positivo del año que concluye fue el despertar de la conciencia ciudadana dormida, con el surgimiento del movimiento Marcha Verde como expresión de disgusto e indignación colectiva ante problemas que carcomen los cimientos democráticos como la corrección e impunidad.

Las repercusiones locales del escándalo internacional de corrupción, destapado en Estados Unidos con la admisión de sobornos multimillonarios de la constructora brasileña Odebrecht para agenciarse contratos de obras públicas, abarcaron a sectores políticos que eran considerados intocables.

Estos dos sucesos son parte del contexto alimentado por la debilidad institucional del sistema de represión punitiva, percibido como inefectivo por ciudadanos que no creen en Poder Judicial ni Ministerio Público porque fallan en investigación y no acusan sino que apañan inconductas en casos sonoros.

La burla, o tragicomedia del sistema penal y régimen penitenciaria, tuvo su clímax con la declaratoria legal de “muerte” y luego admisión de fuga y “desaparición” del preso condenado que la prensa etiquetó como Quirinito, el “muerto vivo” de ese entramado mafioso que llega al tuétano institucional.

La justicia tiene, sin embargo, dos decisiones que aunque en primera instancia marcan precedentes, al lograrse sentencias condenatorias a los ex alcaldes de San Cristóbal y San Francisco de Macorís, culpables de corrupción millonaria en procesos lentísimos decididos ante la presión popular.

Estas realidades están sazonadas por el nuevo sector gobernante que, vía el partido totalitario, se constituye en supraestructura no solo de poder político, sino económico, daña todo desde 1996 en la “Era del PLD” y marca pautas de dominación, alucinación e impunidad rampantes.
Balance 50/50 en mirada retrospectiva a 2017 .

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: