NUEVA YORK.- El pasado 3 de febrero un inmigrante mexicano acudió tranquilamente a una cita en la corte de Staten Island, por una infracción de...

NUEVA YORK.- El pasado 3 de febrero un inmigrante mexicano acudió tranquilamente a una cita en la corte de Staten Island, por una infracción de tránsito cometida hace cinco años por conducir borracho. Pero al salir del tribunal, ‘La Migra’ lo agarró.

Hoy el padre de familia está en un centro de detención de Nueva Jersey con una orden de deportación, en un hecho que activistas consideran parte de los abusos que se están cometiendo por las nuevas políticas migratorias del gobierno del presmenchacaidente Donald Trump.

“Él estaba pagando sus multas y atendiendo a sus citas por un error que cometió hace mucho tiempo, pero Inmigración lo detuvo, y aunque fue en un lugar público, es un ejemplo de que están interfiriendo en las actividades de la justicia local y la Policía”, aseguró este miércoles el abogado César Vargas, durante una audiencia del Comité de Inmigración del Concejo Municipal, convocada para analizar el impacto que las políticas del Gobierno federal están teniendo en la vida de muchos neoyorquinos.

En la audiencia, los concejales analizaron específicamente el impacto que las nuevas medidas migratorias están teniendo en el acceso de los inmigrantes a los servicios legales en la Gran Manzana, y cómo el temor a ser arrestado por ICE en las cortes está llevando a muchos a faltar a sus citas en los tribunales y por ende empeorar su situación con la justicia.

El abogado dio que el caso del mexicano de Staten Island, cuyo nombre no fue revelado para proteger su identidad, es una clara muestra de que cualquiera de los 600,000 indocumentados que se estima viven en el área de Nueva York, está en riesgo de ser detenido y deportado, sin que se le respeten sus derechos.

“La presidencia de Trump está diciendo que solamente van a perseguir a criminales, terroristas y narcotraficantes, pero hay personas como este señor que no tienen récord violento, y aunque por ley él tiene derecho a tener una audiencia con el juez, con las nuevas políticas de muchos de esos derechos se están quitando y puede pasar que mañana lo deporten sin el debido proceso y sin audiencia”, recalcó el defensor de inmigración. “Ya cualquier persona es un criminal sin ser condenado. Basta con no tener documentos o ser sospechoso y esto está generando miedo en nuestra comunidad”.

En la audiencia en el Concejo estaba la esposa del mexicano detenido, quien lo acompañaba el día en que ICE lo arrestó, y aseguró que el último mes ha sido una pesadilla para ella y su hija de 16 años.

“Mi hija y yo estamos atravesando por un enorme dolor con todo esto y desde el día de la detención no lo hemos podido ver. Ha sido un proceso muy difícil y angustiante para todos”, aseguró la inmigrante, quien sólo quiso identificarse con el nombre de Lucila. “Yo tenía un hogar y una familia, pero la gente de ICE acabó con eso desde el momento en que nos separaron de mi esposo. Ahora vivimos con miedo”.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.