Las críticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra el juez de Seattle que paralizó la aplicación de su veto migratorio alcanzaron este...

Las críticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra el juez de Seattle que paralizó la aplicación de su veto migratorio alcanzaron este domingo el nivel de guerra abierta contra el poder judicial, a los 17 días de comenzar su Presidencia.

“No me puedo creer que un juez ponga a nuestro país en semejante peligro. Si pasa algo, la culpa es suya y del sistema judicial. La gente está entrando. ¡Malo!”. Así está escrito en Twitter por el presidente de Estados Unidos desde Florida.juntos

Donald Trump piensa echar la culpa a los jueces de cualquier cosa que haga un ciudadano de esos siete países en Estados Unidos, por no dejarle vetarles la entrada. Después, dijo que ha ordenado al Departamento de Seguridad Nacional (Interior) que examine a la gente que entra “con mucho cuidado”.

Las puertas de Estados Unidos seguían abiertas el domingo para los inmigrantes de países de mayoría musulmana a los que intenta vetar el presidente. La Corte de Apelaciones que supervisa los estados del oeste del país rechazó a primera hora de la mañana del domingo el recurso del Gobierno que pretendía dejar sin efecto la suspensión temporal de la orden ejecutiva, dictada por un juez federal de Seattle el viernes.

Ni el juez federal James Robart ni la Corte de Apelaciones se han pronunciado sobre la legalidad de la orden ejecutiva del presidente. El fondo no es lo que está en discusión.

Las medidas cautelares se refieren a la aplicación de la orden mientras está siendo discutida en los juzgados. Los jueces entienden que el daño es mayor si se aplica y luego resulta que es ilegal, que al revés. Básicamente, no hay circunstancias nuevas que justifiquen revertir los permisos ya aprobados para esas personas, ni urgencia en aplicar nuevas normas migratorias.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.