SANTIAGO.- El semanario Camino resaltó la importancia que tiene para la economía del país, el frecuente envío de dinero y otras ayudas que realizan...

SANTIAGO.- El semanario Camino resaltó la importancia que tiene para la economía del país, el frecuente envío de dinero y otras ayudas que realizan dominicanos residentes en los Estados Unidos a sus familiares, de quienes dice se esfuerzan más por el desarrollo nacional que muchos funcionarios del Gobierno.

En su editorial de la edición dperiodico-caminoel próximo domingo, titulado “La llevan en el alma”, el vocero escrito del Arzobispado precisa que los dominicanos aunque estén lejos nunca olvidan a sus familiares.

Y que se esfuerzan por enviar religiosamente la ayuda necesaria para que a sus padres y madres  no les falte el sustento de cada día, por lo aconseja no sean llamados como “dominicanos ausentes”.

“Ellos están más presentes que muchos de los que tienen puestos dirigenciales en el Estado, y que deberían esforzarse más para construir una mejor nación, pero con sus malas acciones lo que hacen es generar y perpetuar la pobreza que padecen tantas familias que viven en condiciones infra­humanas”; arguye.

Camino es de opinión de que la comunidad dominicana residente en Estados Unidos se ha caracterizado por ser trabajadora, emprendedora y respetuosa de las leyes del país que la ha acogido.

“Nuestros ­hermanos que han emigrado llevan en su alma el amor a la Patria que les vio nacer, y siempre sueñan con volver al terruño querido que un día dejaron llenos de nostalgia”, subraya.

Camino se pregunta cuál sería el rostro de muchos campos y barrios dominicanos “sin esa remesa mensual que alivia la carga de tantos hogares que subsisten gracias a esta entrega generosa y solidaria de los que se marcharon”.

El semanario católico se hace eco de datos publicados por el Banco Central, de enero a septiembre, 2016, de que el monto de las remesas ascendió a casi 4 mil millones de dólares.

Camino reconoce a los dominicanos que residen en Estados Unidos y varias naciones europeas y otras partes del mundo “quienes se consumen como un cirio encendido para alumbrar con sus aportes y apoyo permanente a sus seres queridos que han dejado aquí”.

Aunque reconoce que algunos dominicanos han defraudado el país con sus malas conductas en otras naciones, Camino rinde homenaje a los que honran la bandera de en cualquier lugar del Planeta.

“Sufrimos al ver que este año que termina 2 mil 145 han sido repatriados, solo desde Estados Unidos, por cometer allí delitos de narcotráfico, robos, atracos, secuestro de personas, violaciones sexuales entre otros. Ellos han traicionado la Patria y han manchado a una comunidad orgullosa de su trayectoria de servicio, amor al trabajo y fiel a los valores que sembraron sus progenitores”, puntualiza.

Sobre esto, Camino estima que ahora les toca a las autoridades vigilar la conducta de estos dominicanos que han sido deportados para que no repitan aquí las fechorías que cometieron en otras tierras.

“Su experiencia acumulada  en el crimen organizado puede echarle más leña al fuego de la inseguridad ciudadana que padecemos”, resalta Camino en su editorial de este domingo.

Y concluye con que a los buenos dominicanos de aquí, y a los que han tenido que emigrar “nos toca la hermosa tarea de construir la patria que soñaron los forjadores de nuestra nacionalidad”.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.