Camino define “epidemia” muertes por accidentes Camino define “epidemia” muertes por accidentes
SANTIAGO.- Como “una epidemia” califica el semanario católico Camino las muertes por accidentes de  tránsito ocurridas en el país, al resaltar que casi tres... Camino define “epidemia” muertes por accidentes

SANTIAGO.- Como “una epidemia” califica el semanario católico Camino las muertes por accidentes de  tránsito ocurridas en el país, al resaltar que casi tres mil personas fallecen por esa circunstancia al año, cifra que estima alarma.

En su editorial del próximo domingo, titulado “Se marchan sin decirnos  adiós”, el vocero escrito del Arzobispado de esta ciudad dice que a ese número de víctimas fatales hay que agregar la cantidad de lesionados y mutilados que en el año 2017 pasó de los 97 mil,  cifra no se detiene.

“De los 192 países que forman las Naciones Unidas, ocupamos el segundo lugar del mundo por esta causa; solo la Niue en el Pacífico nos supera”, destaca Camino.

Puntualiza que en el país hay una tasa de 93.7 muertes anuales por cada 100 mil habitantes, cuando en otros países, como Inglaterra, Suiza, Alemania, Francia, España y Canadá no llegan a siete.

Atribuye esa baja cantidad en esos países porque allí hay orden, respeto a las leyes, y sobre todo consecuencia para los que violentan las normas establecidas, y más cuando se trata de conducir un vehículo.

“Aquí andamos como chivos sin ley. La violación a la luz roja del semáforo es una rutina y los que manejan vehículos pesados son amos y dueños de las autopistas y carreteras”, resalta.

Subraya que manejar tomando alcohol es una gracia. “Incluso se ha hecho popular la expresión de algunos que dicen: cuando estoy tomando es que manejo bien”.

“Hablar por el celular y chatear mientras se maneja es una moda que da prestigio. Cuánta insolencia y falta de respeto a la vida”, agrega el editorial de Camino de este domingo.

Para el órgano escrito del Arzobispado, la imprudencia al manejar, entre otras causas, está trayendo tanto luto y dolor a familias que hoy lamentan la falta de un ser querido que se marchó de repente sin decir adiós, quedando la tristeza en el alma de familiares y amigos.

Dice que, ante esta realidad que agobia a la sociedad dominicana se tiene que reaccionar, considerando que se hace urgente una campaña de educación vial por todos los medios posibles.

“Hay que tratar este problema como si estuviéramos frente a una peligrosa epidemia. No hay espacio para la indiferencia”, precisa Camino y recomienda  comenzar esa jornada en el hogar, los clubes, juntas de vecinos, gremios profesionales “porque es hora de amar la vida”.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: