Autoridades permitirán abran restaurantes forma parcial Autoridades permitirán abran restaurantes forma parcial
NUEVA YORK.- Un día después de que 350 dueños de restaurantes interpusieran una demanda  ante el juzgado contra el gobernador  Andrew Cuomo  y el... Autoridades permitirán abran restaurantes forma parcial

NUEVA YORK.- Un día después de que 350 dueños de restaurantes interpusieran una demanda  ante el juzgado contra el gobernador  Andrew Cuomo  y el alcalde Bill de Blasio, por los daños económicos provocados por el cierre de los servicios de interior en los restaurantes, el  Gobierno del Estado abrió la mano .

Cuomo  anunció el miércoles que a partir del 30 de septiembre se podrá ofrecer comidas en el interior de restaurantes aunque solo se podrá llegar al 25% de la capacidad para sentar a los comensales. Son las reglas que impone el  COVID-19  en una ciudad en la que se han rebajado los contagios pero en la que se han perdido 32,612 vidas, según datos de The New York Times por esta enfermedad.

La reducción de capacidad es una de las muchas restricciones que tendrán para operar los propietarios de una de las áreas económicas que imprimen la personalidad de la ciudad y sostienen millas de puestos de trabajo. Pero es una de las más duras ya que la mayoría de los restaurantes operan con márgenes muy bajos incluso cuando están a plena capacidad. El paisaje de mesas pegadas unas a otras en muchos pequeños restaurantes es muy particular de esta ciudad.

La noticia de esta apertura inicial llegó después de que  De Blasio  explicara en su rueda de prensa diaria este miércoles que tendría noticias que dar sobre ella en una semana. Horas después Cuomo desbarató esta agenda y adelantó la noticia.

Pese a lo confuso de la situación la Alcaldía dijo mediante un comunicado que se ha trabajado con el Estado y los responsables de Salud para diseñar y planificar cómo se abre. En referencia a las condiciones para esta apertura, De Blasio explicaba que la escena de los comedores interiores “no se va a parecer a la que conocemos y amamos pero se está haciendo progresos para los trabajadores de los restaurantes y los neoyorquinos“.

Para la apertura no solo se limitará a un cuarto la capacidad de los restaurantes sino que además se tomará la temperatura de los clientes a la entrada, y se tendrán que tener los datos de los test y los necesarios para hacer trazabilidad de al menos uno de los clientes de cada mesa. Las mesas tienen que estar al menos a seis pies de distancia las unas de las otras y los empleados tienen que tener PPE para protegerse del  coronavirus .

Los comensales tendrán que usar máscaras si no están en sus mesas y no podrán hacer uso de la barra bar en caso de que la haya. De hecho, la apertura de los restaurantes no llega acompañada de la de los bares. Estos todavía no tienen luz verde para abrir sus puertas.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: