Hispanos no saben cómo sobrevivirán crisis económica Hispanos no saben cómo sobrevivirán crisis económica
NUEVA YORK.- Desde hace 10 semanas, la pandemia del coronavirus  cercó todos los ingresos de Oswaldo Mendoza, de 42 años, un trabajador de la... Hispanos no saben cómo sobrevivirán crisis económica

NUEVA YORK.- Desde hace 10 semanas, la pandemia del coronavirus  cercó todos los ingresos de Oswaldo Mendoza, de 42 años, un trabajador de la construcción mexicana, que como cientos de millas de hispanos en la Gran Manzana, depende de su cheque semanal para pagar sus cuentas. A solo días, de otro fin de mes, no tiene idea de cómo sobrevivirá a esta crisis.

“Mi esposa trabaja como peluquera. Ella también dejó de producir. Tenemos dos hijos. Los pocos ahorros que tienen lo invertimos en comida. Ya vamos acumular tres meses de renta. Y lo peor es la incertidumbre, de no saber, cuándo vamos a empezar a producir ”, narra el inmigrante, residente de Mont Haven, en  El Bronx.

Los temores de Oswaldo sobre su futuro económico inmediato, se replican entre desesperanza y dolor, en todos los rincones de la ciudad de Nueva York.

Quizás, no sea necesario una investigación profunda, para concluir que las comunidades hispanas de bajos ingresos de la ciudad epicentro del  COVID-19,   se abrumadas por no poder cubrir sus gastos del próximo mes.

Pero un  estudio  de la organización  Soluciones para la Salud Pública (PHS),  realizado a mediados de abril, precisó el 92% de las familias latinas de los vecindarios de bajos ingresos, viven días de angustia al calcular que el próximo mes de junio, sin pagar dinero suficiente para comprar alimentos, pagar la renta y cubrir los ‘biles’ de servicios públicos.

Los temores toman más cuerpo, por un hecho más angustiante: más de la mitad, 52% de los encuestados hispanos en la ciudad de Nueva York, reportan haber sido despedidos, desde que comenzó el brote.

Ya han pasado más de dos largos meses, desde el 16 de marzo, desde el decreto ejecutivo de las autoridades se cerraron la mayoría de las actividades económicas.

Y justamente en la Gran Manzana, la reapertura sigue siendo una interrogante con muchas aristas.

De los 1,000 encuestados adultos de diferentes estratos económicos por PHS, el 81% de los consultados en El Bronx manifestaron una “severa preocupación” por estar el próximo mes de junio sin un centavo, el 29% indicó que necesitará ayuda para pagar sus facturas.

La angustia es casi similar en Brooklyn, el condado más afectado por la pandemia, en donde el 19% especificó que no tienen dinero ni expectativas para cubrir sus servicios básicos.

En Manhattan y Queens esa misma preocupación fue puesta en evidencia por el 15% de los participantes en el estudio.

Efecto en cadena

La encuesta subraya que la situación es peor en el Condado de la Salsa, históricamente ubicado en el mapa del país, como el más pobre. Allí, el 11% manifestado estar “aterrorizado” de no poder tener comida, en las próximas semanas, en comparación con el 6% de todos los encuestados.

Lisa David, presidenta y CEO de PHS, dijo que es obvio que el coronavirus estaba infectado desproporcionadamente en las comunidades de bajos ingresos y las personas de color, pero el tiempo que ante la crisis económica y el eventual bajo acceso a alimentos que además se enfrenten otras amenazas.

“Los recursos limitados para alimentos, vivienda y otros determinantes sociales darán lugar a problemas de salud. Es más importante que nunca que haya recursos disponibles para ayudar a mantener a flote a las personas y familias vulnerables “, argumenta David.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: