Recursos Humanos y atención primaria Recursos Humanos y atención primaria
POR MARGARITA CEDEÑO DE FERNANDEZ Desde hace muchos años, un conjunto de instituciones vinculadas al sector salud se han dado a la tarea de... Recursos Humanos y atención primaria

POR MARGARITA CEDEÑO DE FERNANDEZ

Desde hace muchos años, un conjunto de instituciones vinculadas al sector salud se han dado a la tarea de evaluar y dar seguimiento al desarrollo humano en este sector. Al disponer de informaciones actualizadas sobre el capital humano que conforma el sector salud, es posible apoyar con mayor eficiencia las reformas en el sector salud y preparar al personal para incidir positivamente en los tantos indicadores que son los verdaderos retos del sector.

El país no puede aspirar a tener salud oportuna si no dispone de los agentes sanitarios capacitados y en condiciones de realizar bien su trabajo. Por ende, el Objetivo de Desarrollo Sostenible que postula por la salud y el bienestar de los seres humanos, solo será posible cuando dispongamos de una fuerza de trabajo de salud capaz de cumplir ese objetivo.

Para ello, el país tiene que discutir seriamente cuáles son las carencias en personal capacitado en ciertas especialidades, cómo podemos enfrentar el envejecimiento de los profesionales de la salud y preparar sus reemplazos, incentivar y retribuir correctamente a los técnicos involucrados en el sistema y adaptar el sistema educativo dominicano para que prepare los mejores profesionales posibles.

Es un asunto vital para mejorar la calidad de vida de la población, especialmente en lo que concierne a la atención primaria. Formar recursos humanos capaces de incentivar la prevención y que puedan generar un vinculo comunitario de calidad, es esencial para disminuir los niveles de pobreza, que forman parte del circulo vicioso que impide que el sistema de salud funcione mejor.

En general, cualquier estrategia para el desarrollo del capital humano en salud debe reconocer que los agentes sanitarios son quienes pueden alimentar a quienes crean políticas públicas, para determinar las brechas que existen en la actualidad, las competencias que hay que transmitir a los recursos humanos y construir la capacidad técnica necesaria para implementar mejores políticas públicas en salud.

Hoy en día, la Organización Mundial de la Salud ya recomienda a muchos países que deben reevaluar en su totalidad sus sistemas de recursos humanos, para facilitar la gestión del talento, asegurando que haya la disponibilidad de personal suficiente, que esté debidamente capacitado, que su autoridad sea reconocida por la comunidad y estén equitativamente distribuidos entre la población.

Una nota informativa de la Organización Mundial de la Salud lo resume de la siguiente manera: “todas las personas, dondequiera que vivan, deben tener acceso a personal sanitario cualificado, motivado y respaldado, en el marco de un sistema de salud sólido”.

La Declaración de Kampala, adoptada durante el Primer Foro Mundial sobre Recursos Humanos para la Salud en el 2008, delineó un plan muy específico para resolver la crisis acelerada de personal sanitario mundial. Se hizo un llamado que aún sigue estando vigente, para que los gobiernos determinen las aptitudes apropiadas para los agentes sanitarios, de manera que se apliquen políticas que aumenten la cantidad de agentes disponibles en el nivel comunitario y el nivel medio, sin olvidar la importancia de formar personal altamente capacitado y especializado.

Sigue siendo un reto importante del sector salud, que no puede postergarse más. Es la próxima gran inversión que tiene que hacer nuestro país.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: