El Código de Hammurabi El Código de Hammurabi
POR RAFAEL BALDAYAC Los seres humanos somos seres sociales por naturaleza. Numerosas teorías de explicado que es imposible que nuestra especie permanezca en contacto con... El Código de Hammurabi

POR RAFAEL BALDAYAC

Los seres humanos somos seres sociales por naturaleza. Numerosas teorías de explicado que es imposible que nuestra especie permanezca en contacto con las personas semejantes, de manera que es posible evidenciar que un diario vivido en contacto con personas, conocidas y desconocidas, en situaciones y espacios diferentes.

Para que se den las relaciones se necesita de algún tipo de contacto o comunicación, ya sea verbal o no verbal; cabe recordar que toda la comunicación, no solo nuestras palabras sino también nuestros gestos, movimientos y acciones. Es precisamente en ese momento donde se necesita de una normativa.

Como todo en la vida, y entonces, para las interacciones entre los seres humanos no se queda de una manera desordenada y todo se convierta en cosas, que aparezca la urbanidad y los buenos modales, como herramientas útiles en las relaciones humanas

Así es como cada cultura y sociedad se inscribe en una forma particular de relación, pero siempre existe elementos compartidos entre todas ellas, en los que se decreta que el comportamiento humano se debe caracterizar por ciertas conductas.

Aunque pasen los años y las formas de comunicación vayan sufriendo modificaciones con la evolución de las sociedades, se debe mantener una guía, para vivir en armonía en los diferentes ámbitos en los que se desenvuelve el hombre.

¿Qué es la etiqueta? es un código que gobierna las expectativas del comportamiento social, de acuerdo a las normas convencionales dentro de una sociedad o clase social. Aunque usualmente no está escrito, puede estar codificada en forma escrita. La etiqueta en la mesa, la forma de servir un plato, comportarse a la mesa, vestir correctamente, es propio de un testimonio cristiano ejemplar.

¿Qué es el Protocolo? Normativa o conjunto de reglas que son legisladas o establecidas para los usos y costumbres; se implante como consecuencia de una necesidad social, sirve para normalizar las relaciones entre todas las personas y entre las instituciones Su objetivo fundamental es el civismo en el trato entre los seres humanos en sus diversos ámbitos sociales; político, social, cultural, empresarial, religioso, turístico, deportivo, etc.

Es consustancial a la sociedad y no puede comprenderse sin ella; es por eso que su aparición se remonta al instante mismo en el que surge un grupo de individuos que tienen que convivir y relacionarse entre sí. Podemos decir que el Protocolo es una ciencia milenaria.

El primer código que contiene las normas de las leyes es el Código de Hammurabi de hace 3,750 años. Hammurabi era el Rey de Babilonia. Sus normas establecían los criterios que rigieron la vida de los ciudadanos, para la mejor convivencia de todos.

Los egipcios ya lo usaban en su vida diaria. En el antiguo Egipto encontramos el libro de las enseñanzas de los escribas, donde se determinó el orden protocolario de la autoridad y se describe cómo se deben realizar los ritos y ceremonias que se celebran en la presencia del Faraón.

El Antiguo Testamento está lleno de hechos sobre un sentido del ceremonial. En la Biblia, se encuentran las referencias al papel del anfitrión y la colocación de los invitados de honor, la cesión de trabajos y otros procesos protocolarios.

¿Realmente vale la pena tener un tiempo de aprender el protocolo y la etiqueta? A la pregunta sobran respuestas afirmativas, especialmente porque mejora el estilo de vida de las personas y forma un hábito bueno en cada ser humano.

El protocolo y la etiqueta no eliminan el pecado, ni hacen superior a nadie, pero le ayudan a mejorar mucho en cuanto a su relación consigo mismo, la familia y otras personas cercanas.

Los buenos modales, la etiqueta y el protocolo de convivencias no son algo que pueden perderse en cuando. El protocolo y la película están impactados por culturas que son válidos y que debemos respetar

Cada pueblo tiene su propio protocolo y su propia etiqueta, pero en términos generales, ambas cosas son idénticas en muchas regiones del mundo.

“Háganse imitadores de Dios”. (Efesios 5: 1). Las buenas costumbres nacen y se hacen en la Biblia, donde se guarda la palabra de Dios, esta práctica es muy habitual y normal.

 

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: