Porfirio Rubirosa, el gran seductor Porfirio Rubirosa, el gran seductor
POR RAFAEL BALDAYAC Un día como hoy, el 5 de julio de 1965, murió Porfirio Rubirosa al estrellarse su Ferrari 250 GT contra un... Porfirio Rubirosa, el gran seductor

POR RAFAEL BALDAYAC

Un día como hoy, el 5 de julio de 1965, murió Porfirio Rubirosa al estrellarse su Ferrari 250 GT contra un frondoso árbol castaño, después de una fiesta en el club nocturno “Jimmy’s” de París. A las 7 de la mañana, Rubirosa tomó las llaves de su lujoso Ferrari convertible y enfiló por la avenida de los bosques de Boulogne, donde sucedió el fatal accidente hace más de medio siglo.

Ese día celebraba que su equipo de polo había ganado la Copa de Francia: ¡Era una celebración en grande! Esa noche, Rubí (como le decían sus amigos) había bebido demasiado: habló de que no quería llegar a viejo, porque le aterraba…  mientras más tomaba, más deprimido se veía…

Se ha escrito tanto sobre esta leyenda. ¿Pero, quién fue Porfirio Rubirosa? Porfirio Rubirosa Ariza conocido simplemente como Porfirio Rubirosa, fue un diplomático, militar, piloto automovilístico, campeón de polo y boxeador.

Además, seductor y perfecto caballero. La galantería de Porfirio Rubirosa era sin igual… conquistó a las mujeres más ricas, famosas y deslumbrantes de un mundo en el que el glamour era el protagonista, así era el dominicano Porfirio Rubirosa.

En un curioso estudio sociológico de la Universidad de la Sorbona, en Francia, se hizo una lista de los playboys más influyentes del siglo XX, y en ella está Porfirio Rubirosa, el dominicano que se especializó en casarse con millonarias (Flor de Loto Trujillo, Barbara Hutton y Doris Duke) y llevar la vida de los primeros grandes seductores internacionales. Sus proezas sexuales se han vuelto legendarias.

Adoraba la buena vida, conoció a la excéntrica periodista y heredera de una de las mayores fortunas del mundo: Doris Duke. Su círculo social se fue haciendo cada vez más exclusivo, se hizo amigo de actrices, magnates y aristócratas y, en 1947, se casó con Duke. Eran asiduos a su mansión Eva Gadner, John Kennedy, los Rothschild, el príncipe Ali Khan, Frank Sinatra, entre otros…

La historia es esta: Su padre fue consejero de la embajada de la República Dominicana en París y, en 1920, se llevó a su hijo Porfirio con él… El ambiente bohemio y cosmopolita de París, donde transcurrió la infancia de Rubí, fue determinante en la formación de su personalidad. adinerado.

Cuando Rubirosa regresó al país  entró al ejército, en cuyos rangos avanzó rápidamente. A los 20 años ya era capitán del equipo de polo. Durante un juego, el dictador, Rafael Leónidas Trujillo, observó detenidamente la personalidad del joven capitán. Trujillo lo invitó a integrarse a la Guardia Presidencial.

Rubirosa fue uno de los adeptos al régimen dictatorial de Rafael Leónidas Trujillo destacado por ser un conquistador y excelente orador.

Nacido en San Francisco de Macorís un 22 de enero de 1909. Se le considera como un playboy internacional, por su estilo de vida en la jet set, y sus legendarias proezas sexuales con las mujeres.

Su fama de galán habría inspirado la creación del personaje de James Bond. En su último libro, el escritor estadounidense Truman Capote habla del pene de Rubirosa como algo de descomunal tamaño. Entre la jet set estadounidense y europea se le conocía como “Rubí”.

Tras conseguir algunos cargos menores en la carrera burocrática dominicana, tales como: subsecretario de Estado, de relaciones exteriores y diputado del Congreso Nacional, Rubirosa llegó a ser diplomático del país ocupando varios puestos como embajador en diferentes países.

A pesar de no contar con una buena apariencia física, este hombre inició una vida legendaria de playboy gracias a su estilo caballeresco.  Poseedor de un cinismo y sex appeal únicos, de gran persistencia, dotado con el don de la palabra y grata conversación.

Se destacó además en carrera de Fórmula Uno en 1955, corriendo en el Gran Premio de Bordeaux celebrada el 25 de abril de ese año. Fue además buscador de tesoros en el mar Caribe.

Rubirosa conoció a Rafael Leónidas Trujillo en un club campestre en 1931. Trujillo pidió verlo a la mañana siguiente, y hacer de él un teniente de su Guardia Presidencial. Su relación de amistad duró hasta el final, y aunque con episodios de inconsistencias, nunca existió amenaza de peligro real para Rubirosa. Se convirtió en diplomático de la dictadura en 1936.

En esa época de opresión, desafuero e iniquidad, Rubirosa habia sido señalado como uno de los posibles autores de varios de los asesinatos por causas políticas dentro de la tiranía trujillista.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: