Recrean últimos minutos vida de estudiante Recrean últimos minutos vida de estudiante
Miguel Cruz Tejada NUEVA YORK.- Con velas, flores, globos, lágrimas, oraciones y otros tributos durante los funerales del estudiante dominicano Lesandro Guzmán Feliz (Junior),... Recrean últimos minutos vida de estudiante

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK.- Con velas, flores, globos, lágrimas, oraciones y otros tributos durante los funerales del estudiante dominicano Lesandro Guzmán Feliz (Junior), una multitud de alrededor de dos mil personas, replicó desde frente a la bodega donde fue atacado, hasta casi media cuadra del hospital Saint Barnabas, donde colapsó, antes de llegar al nosocomio.

La procesión, que partió desde la calle 183 Oeste y la avenida Bathgate en el vecindario Belmont en El Bronx, mostró a la mayoría de los caminantes con los rostros compungidos, mientras muchos no pudieron contener las lágrimas y otros, se desbordaban en alabanzas hacia el muchacho.

Numerosos activistas que poco antes del breve recorrido, habían estado en la funeraria y avistaron la presencia del alcalde Bill de Blasio, a quien le gritaron varios insultos, incluso, responsabilizándolo por el crimen, porque le achacan el haber eliminado uno de los programas de seguridad pública más eficiente.

La procesión siguió la ruta que la policía dice que el adolescente recorrió desde la escena del ataque hasta el hospital a una cuadra de distancia.

Durante la procesión, los caminantes exigieron justicia para el adolescente asesinado.

Docenas de globos blancos y alegorías simbólicas fueron lanzadas al aire en señal de paz, mientras los padres del muchacho, saludaban y agradecían al respaldo de la multitud y se unían a las consignas de pedido de justicia.

Después de la procesión, la multitud regresó a la bodega.

Los activistas de la comunidad encabezaron un mitin en el que se exhortó a las empresas locales a actuar como refugios seguros y albergar a las personas que huyen de la violencia.

Varios de ellos sugirieron a las autoridades establecer esa categoría en comercios locales, debido a que han ocurrido varios casos similares al de Lesandro, cuando propietarios, gerentes o empleados, se niegan a ayudar a quienes buscan auxilio y los sacan a la fuerza hacia afuera, exponiéndoles casi siempre a una muerte segura.

Davis Helbert, un activista afroamericano del vecindario, reclamó que la bodega “Chicky and Cruz”, donde los pandilleros atacaron a Lesandro, sea cerrada definitivamente por las autoridades.

Otros abogaron porque la esquina donde está el negocio, sea rebautizada por el ayuntamiento con el nombre del estudiante asesinado, “Lesandro Guzmán Feliz Way”.

Cientos de páginas que ya suman millares de seguidores con el hashtag #justiceforjunior (justicia para Junior), fueron abiertas en las redes sociales.

Varios videos musicalizados y cuyas imágenes refrescan parte de la corta vida del estudiante, han sido incluidos en esas páginas.

El velatorio que atrajo a miles lunes y martes en la funeraria R.G. Ortiz de la calle Southern Boulevard y la calle 149 en El Bronx, cerraron anoche a las 9:00 y hoy en la mañana habrá una misa de cuerpo presente en una iglesia de su vecindario, para luego darle cristiana sepultura en el cementerio Saint Raymond de ese condado, informaron los padres de Junior, Lesandro Guzmán y Leandra Feliz.

 

 

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: