Dicen China suspende préstamos a Venezuela Dicen China suspende préstamos a Venezuela
China ha cesado abruptamente la concesión de préstamos a Venezuela, coincidiendo con el deterioro de la crisis económica y política del país latinoamericano. Por primera vez... Dicen China suspende préstamos a Venezuela

China ha cesado abruptamente la concesión de préstamos a Venezuela, coincidiendo con el deterioro de la crisis económica y política del país latinoamericano. Por primera vez en prácticamente una década, los bancos institucionales chinos no prestaron nuevo crédito a Caracas el año pasado ni en lo que va de 2018, un indicador que, según las fuentes consultadas, responde a la creciente preocupación del gigante asiático sobre la sostenibilidad de sus inversiones y la capacidad del Gobierno de Nicolás Maduro de devolver lo prestado.

Pekín, a través del China Development Bank (CDB) y el Eximbank, ha concedido a Venezuela préstamos valorados en 62.200 millones de dólares entre 2005 y 2016, según datos del informe anual del centro de estudios Diálogo Interamericano, convirtiéndose en el principal acreedor de un país que ha visto cerrado su acceso a los mercados financieros internacionales.

Caracas, que prometió devolver los préstamos en cargamentos de petróleo, se ha encontrado con serias dificultades para hacer frente a sus obligaciones en los últimos años ante la caída del precio del crudo y la cada vez menor producción de su petrolera estatal, Petróleos de Venezuela (PDVSA).

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China, en un comunicado, afirma que la cooperación financiera entre ambos países “es completamente legal” y “funciona sin problemas”. Sin embargo, un alto cargo del CDB que prefirió mantener el anonimato ante lo delicado del asunto aseguró a este periódico que “seguimos con preocupación todo lo que ocurre en Venezuela y actuamos acorde con la situación”.

La entidad en la que trabaja ha reducido rápidamente su exposición al país: 5.000 millones de dólares prestados en 2015, 2.200 millones en 2016 y cero en 2017. Tampoco han trascendido nuevas operaciones en lo que va de año, pero los expertos dudan que las haya.

“Difícilmente se enviará más dinero hacia Venezuela a no ser que cambien mucho las cosas”, explica un gestor familiarizado con la operativa del Fondo de Cooperación entre China y América Latina.

Las dificultades de Venezuela para repagar los préstamos a China se entreven en la caída del valor de los suministros de petróleo por parte de PDVSA al país asiático: si en 2014 se habían despachado a Pekín barriles de crudo por valor de 14.371 millones de dólares, en 2016 la cifra cayó hasta los 5.803 millones de dólares, según datos de la propia empresa.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: