La Biblia condensada en 66 palabras La Biblia condensada en 66 palabras
POR RAFAEL BALDAYAC Como periodista forjado en la sala de redacción de diferentes periódicos nacionales puedo dar testimonio de que escribir corto es más... La Biblia condensada en 66 palabras

POR RAFAEL BALDAYAC

Como periodista forjado en la sala de redacción de diferentes periódicos nacionales puedo dar testimonio de que escribir corto es más difícil que escribir largo, aunque parezca paradójico. Es clásico el ejemplo de aquel señor que decía en una carta: “Te escribo largo porque no tengo tiempo para escribirte corto”.

¡Claro! La labor de síntesis toma tiempo y requiere un esfuerzo intelectual, recuerdo que nos dijo una vez el fenecido  don Rafael Molina Morillo, siendo  director del matutino El Dia.

Hay una anécdota atribuida a don Rafael Herrera, director del Listín Diario, cuando  instruyó a un reportero que debía hacer la crónica de un incendio ocurrido a la hora de cierre del periódico: “¡Escribe esa nota rápidamente y breve!”, a lo que contestó el joven periodista: “Si es breve, no puede ser rápida”.

Pero lo máximo en esa materia lo encontré en internet: un súper resumen de la Biblia en sólo 66 palabras, incluyendo el Viejo y el Nuevo Testamento. Esto, como también le sucedió al veterano colega, no lo puedo disfrutar yo solo, de manera que aquí lo transcribimos como el mejor ejemplo de síntesis:

“Dios creó, Adán mordió, Noé construyó, Abraham rasgó, Jacob huyó, José gobernó, el arbusto ardió, Moisés legisló, el pueblo emigró, el mar se abrió, la tierra prometida se encontró, Saúl se suicidó, David fundó, los profetas anunciaron.

 Jesús nació, Dios caminó, el Amor habló, la Ira crucificó, la Esperanza murió, Cristo resucitó, el Amor floreció, el Espíritu se encendió, la Palabra se difundió, Dios permaneció. Amén”.

La Biblia es un libro lleno de grandes doctrinas, consejos, poesías, historias, profecías, promesas de luz y vida eterna  que se haya podido haber escrito jamás.  La Biblia contiene en las páginas de sus 66 libros las palabras más grandes que nadie jamás haya escuchado.

Este libro tan peculiar está dividido en dos partes; el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento.  En las páginas de la Biblia también encontramos la revelación divina del carácter y doctrina de Dios.

Podemos describir la Biblia como: El libro más amado y el libro más odiado. El libro que más ha unido la humanidad y el que más la ha dividido. El libro por el que muchos han hallado la vida y por el que muchos han encontrado la muerte. El libro más leído y el libro más aborrecido.

El libro más destruido y el libro más imprimido. El libro que está en el rancho del pobre y en el palacio del rico. El libro más preciado por los enfermos y más deseado por los sanos. Un libro lleno de consejos de un ayer olvidado que están más al día que el periódico  de mañana que aún no ha llegado. Es el libro más despreciado y también el libro más admirado!.

En Josué 1:8 hay una conexión bíblica específica entre el éxito y la práctica de la meditación en la Palabra de Dios. Cuando el Señor le encargó a Josué que sucediera a Moisés como líder de su pueblo, le dijo: “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien”.

De manera que el autor principal de la Biblia es Dios. Cada palabra escrita fue inspirada por él. La palabra inspiración viene del latín y quiere decir “respiración”. Esta es la mejor forma de entender porque las escrituras bíblicas son sagradas, pues es como si vinieran del mismo respirar, o soplo, de Dios. Así lo dice 2Timoteo 3:16, “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”.

Existen muchos motivos por los cuales la lectura de la Biblia debe ser una prioridad. La Biblia contiene el mensaje de Dios para la humanidad.

  1. Es inspirada por Dios (2Timoteo 3:16-17).
  2. Necesitamos madurar espiritualmente (Mateo 4:4, Salmos 1:1-4).
  3. Guía nuestra vida (Salmos 119:105).
  4. Necesitamos practicarla (Santiago 1:22).
  5. No cambia y es eterna (Isaías 40:8, Mateo 24:35).
  6. Contiene la verdad (Salmos 33:4, 119:160).
  7. Podemos adquirir sabiduría (Proverbios 2:6-7).
  8. Nos corrige (Hebreos 4:12) y Nos guía a Jesús (Juan 5:39, 14:6).
  9. Nos insta amar y alabar a Dios (Salmos  56:10-11, 103:20-21, 106:1-2).
  10. Ofrece protección ante los ataques del diablo (Efesios 6:16-17).

 

 

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: