Critica el comportamiento de dominicanos Critica el comportamiento de dominicanos
SANTIAGO.- El jurista Ramón Antonio (Negro) Veras criticó este sábado que en los últimos años, los moradores de esta ciudad han cambiado su forma... Critica el comportamiento de dominicanos

SANTIAGO.- El jurista Ramón Antonio (Negro) Veras criticó este sábado que en los últimos años, los moradores de esta ciudad han cambiado su forma de comportarse y han asimilado modos de vida que los separan muy poco, o en nada, del proceder de los pobladores de otras urbes de la República Dominicana.

Negro Veras en un artículo titulado:  “El irrespeto en Santiago” y acompañado de fotografías de conductores ocupando aceras con sus vehículos aquí,  señala que el santiaguero de ayer se identificaba como un munícipe bien educado y que en la actualidad es ubicado como mal educado, grosero, malacostumbrado, insolente, irrespetuoso, descarado y desaprensivo.

“Andar por una calle cualquiera de Santiago, es exponerse a que un disparatado, irracional y sin conciencia alguna, le tire encima un vehículo, aunque usted camine normalmente por la calzada. Precisamente, para que se compruebe el desbarajuste en Santiago, me permito ubicar algunas fotos en las cuales se ve cómo desordenados mentales dan riendas sueltas a su falta de civismo”, apunta el jurista.

Sin embargo, el abogado Ramón Antonio (Negro) Veras precisa que  históricamente, por toda una serie de diferentes factores, los habitantes de Santiago de los Caballeros, han exhibido una conducta distinta a los residentes en otras regiones y pueblos de la República Dominicana.

“Las santiagueras y los santiagueros de ayer observaban escrupulosamente las reglas, y mantenían posiciones sumamente formalistas; se movían en forma ordenada respondiendo así a tradiciones ceremoniosas. Con su accionar habitual demostraban espontaneísmo protocolario. Pero hoy ya todo ha cambiado en el código del actuar el hombre y la mujer de Santiago”, agregó Veras.

Reprochó  la informalidad, ligereza,  descuido, inconsistencia y la puerilidad, con que  han desplazado de la mente del santiaguero todo lo que significa responsabilidad y cumplimiento de las normas que caracterizan el comportamiento de un buen ciudadano.

“Sin mucho esfuerzo comprobamos que la ciudad de Santiago de los Caballeros ha cambiado no solo en su composición clasista, sino también en su actitud. Lo normal es ver a santiagueros y santiagueras comportarse con patanería, ordinariez y zafiedad. La educación exquisita de mis coterráneos del pasado ha desaparecido. Están sobresaliendo las actuaciones groseras; dominando la ignorancia y la ridiculez; la tosquedad y la nadería; el palurdo y el ordinario”, dijo el jurista en su artículo.

Asimismo, consideró que parece ser que el nuevo habitante de aquí, no adquirió, en su formación hogareña y escolar, ninguna buena costumbre y si la aprendió, ya la olvidó, y se ha desacostumbrado al decente vivir.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: