“Separación” mente y cuerpo acusada crímenes “Separación” mente y cuerpo acusada crímenes
Miguel Cruz Tejada NUEVA YORK.- La abogada Valerie Van Lee Greenberg, que defiende a la niñera dominicana Yoselyn Ortega, afirmó en sus argumentos de... “Separación” mente y cuerpo acusada crímenes

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK.- La abogada Valerie Van Lee Greenberg, que defiende a la niñera dominicana Yoselyn Ortega, afirmó en sus argumentos de cierre en el juicio, que la mente y el cuerpo de la acusada se separaron metafísicamente.

La jurista, también criticó el sistema de salud mental en la República Dominicana, diciendo que en el país caribeño las enfermedades mentales no se toman en serio, porque se consideran un tabú.

La abogada, insistió ante el jurado en que Ortega, asesinó a los niños Lucía y Leo Krim el 25 de octubre de 2012, porque estaba desquiciada y no sabía lo que estaba haciendo.

“Ella, amaba entrañablemente esa familia”, aseguró, mientras el padre de las víctimas Kevin Krim, lloraba en un banco de la sala de la justicia.

Los fiscales mantuvieron el alegato de que la niñera planeó fríamente los asesinatos de los niños, debido a que estaba enojada con la madre Marina Krim, quien le había aumentado el trabajo pero no el sueldo.

Nuevos detalles como el de una carta de recomendación dada a los Krim por una sobrina de Ortega, quien alteró datos para abultar el currículum de la sospechosa.

La abogada agregó que sólo la enfermedad mental puede explicar el que Ortega asesinara a los niños.

“La razón de las acciones de la acusada estaba en su mente delirante”, dijo la defensora de la niñera.

“La falta del motivo aparente de la acusada es el sello distintivo de su enfermedad mental”, recalcó.

La abogada admitió que Ortega asesinó a los menores, pero usó expertos en la defensa que argumentaron que lo hizo en medio de un episodio psicótico, y que estaba en un estado disociativo durante el ataque al cuchillo de cocina de los niños y luego, cuando intentó cortarse la garganta.

“No hubo ningún motivo racional para apuñalar a los niños, Lulu y Leo”, dijo la abogada  al jurado, señalando el testimonio de familiares y testigos de que los síntomas de Ortega se desarrollaron con el tiempo y empeoraron en las semanas previas a los asesinatos.

“La fuga o colapso mental no se anuncia como una tos mala o una cojera constante”, argumentó. “A veces se cuela y se acurruca en lo más profundo antes de que nadie se dé cuenta”.

La defensa afirma que Ortega no puede ser considerada legalmente responsable de los atroces asesinatos.

Los fiscales contra atacaron diciendo que la niñera estaba cada vez más deprimida y ansiosa por sus fallas personales antes del ataque.

El juicio de Ortega se abrió el 1 de marzo. Ella enfrenta cadena perpetua si es declarada culpable. Si el jurado acepta su defensa de la locura, podría pasar el resto de su vida en un centro psiquiátrico.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: