Mis personajes del año 2017 Mis personajes del año 2017
POR PEDRO DOMINGUEZ BRITO Cada enero publico mi “lista alternativa” con mis personajes más destacados del año pasado. De ningún modo pienso competir con... Mis personajes del año 2017

POR PEDRO DOMINGUEZ BRITO

Cada enero publico mi “lista alternativa” con mis personajes más destacados del año pasado. De ningún modo pienso competir con “otros listados”, casi siempre compuestos por famosos con suficientes méritos para ser galardonados. Muchos de esos reconocimientos se hacen de buena fe y pretenden motivar el servicio al prójimo.

Mi lista es breve y tan simple como profunda. Sus nombres no importan, aunque sí sus acciones, tan heroicas como desapercibidas. Son seres humanos, como dice una canción, “desconocidos gigantes, que no hay libro que los aguante”.

-Su excompañero le dijo que la mataría si no volvían a juntarse. Ella se le escapó: no aguantaba más golpes y humillaciones. Prefirió quedarse sola con sus cuatro hijos pequeños. Para sobrevivir, se levantaba todos los días a las cinco de la mañana y se dirigía al mercado. En el basurero buscaba lo que sea para llevar a su prole. Y cada día para ella era un siglo de tormentos, con el agravante de que su expareja la perseguía y la amenazaba de muerte. Ella puso la querella y no le hicieron caso. A los pocos días, en un acto cobarde y ruin, él le dio 5 puñaladas y la asesinó.

-Cayetano sobrepasa los setenta años. Nadie le da u ofrece trabajo. Anda de construcción en construcción dispuesto a hacer zanjas y levantar fundas de cemento aunque se le rompan las vértebras; pero siempre escucha lo mismo: “Viejo, aquí no hay nada”. A su edad sabe que puede caerse y no pararse jamás, especialmente porque es diabético, sufre del corazón y no tiene ni para la pastilla de un día. “Que Dios haga su voluntad”, piensa en el ocaso de su esperanza.

-Él dirige una oficina del gobierno. Su rostro no aparece en los medios de comunicación. Su cargo no es rimbombante, aunque maneja millones de pesos cada mes. Si fuera corrupto, podría hacerse rico en poco tiempo, pero vive de su salario. Actúa con responsabilidad y eficiencia y con eso le basta para ser feliz. La gente buena que lo conoce lo respeta y lo admira; la que tiene agrietada la conciencia le dice “estúpido”. Su mirada refleja paz y confianza. Ser honesto y cumplir su deber es su verdadera riqueza.

Estos son mis personajes del año que nos dejó. No olvidemos que los anónimos, los sin voz, también pueden darnos grandes ejemplos. Valoremos su trayectoria.

 

 

 

 

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: