Demanda por alegado abuso sexual Demanda por alegado abuso sexual
Miguel Cruz Tejada NUEVA YORK.- Una mujer está demando por $5 millones de dólares al oficial de paz del Departamento de Servicios Sociales de... Demanda por alegado abuso sexual

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK.- Una mujer está demando por $5 millones de dólares al oficial de paz del Departamento de Servicios Sociales de la ciudad, John Lugo y a esa agencia, alegando que supuestamente la abusó sexualmente, después de esposarla y aún así, la obligó a hacerle sexo oral.

La demandante Laura Ziliolñi de 43 años de edad, dice en la demanda que Lugo también la mantuvo encerrada contra su voluntad en una oficina de servicios sociales y después de los abusos, ella ha quedado tan traumatizada, que tiene miedo de todo.

 

“Siento que lo veo en todas partes. Siempre miro por encima del hombro “, dijo la mujer  llorando.

Lugo fue acusado de asalto en septiembre después de que la fiscalía de Manhattan recibiera pruebas del presunto ataque. Una de las evidencias fue  su ropa manchada con semen de Zilioli, según su abogado, Michael Rubin.

Lugo se declaró no culpable. Zilioli, que es una pintora, quería presentarse como la supuesta víctima de Lugo “para que se haga justicia”, dijo su abogado el martes.

Su demanda federal en Manhattan describe una prueba que comenzó cuando se enojó durante una visita en mayo a la de  Administración de Recursos Humanos de la ciudad.

Ella relató que Lugo, de 35 años, le dijo que se fuera, y cuando  se negó, la tiró al suelo y la presionó con la rodilla, tan fuerte que se me orinó en su ropa.

La demandante dice que  Lugo la después a una sala de seguridad, donde permaneció durante dos horas, esposada todo el tiempo.

En un momento, Lugo le pidió al otro oficial en la sala que se fuera. Luego cerró la puerta con llave y le dijo a Zilioli que sus pechos lo estaban poniendo “nervioso”.

El oficial de paz, que tiene el poder de realizar arrestos, le desabrochó la blusa y le acarició los senos, dijo ella.

Después, él la obligó a practicarle sexo oral, mientras ella todavía estaba esposada, alega la demanda.

“Hice lo que él quería porque tenía miedo”, dijo Zilioli en una entrevista con el tabloide NY Post ayer miércoles.

Zilioli dijo que trató de alertar a otros dos oficiales del presunto asalto ese mismo día, pero fue sometida en ambas ocasiones.

“Tenemos tolerancia cero para este tipo de comportamiento en nuestras agencias municipales y estas son alegaciones particularmente preocupantes”, dijo un portavoz del Departamento Jurídico de la ciudad, añadiendo que la agencia está revisando la demanda y tomará las medidas apropiadas.

La abogada de Lugo, Lisa Freedman, no quiso hacer ningún comentario.

 

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: