Dicen dominicanos abusaban de discapacitada Dicen dominicanos abusaban de discapacitada
Miguel Cruz Tejada NUEVA YORK.- La policía de Pawtucket, en Rhode Island, detuvo y acusó a la pareja dominicana de Rafael Freitas y Joylin... Dicen dominicanos abusaban de discapacitada

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK.- La policía de Pawtucket, en Rhode Island, detuvo y acusó a la pareja dominicana de Rafael Freitas y Joylin Gelpi, de secuestrar, violar  sexualmente, torturar y otros  abusos durante mes y medio a una mujer mentalmente discapacitada, de 28 años de edad, a la que retenían por la fuerza en el apartamento situado en el sótano de la casa.

Investigadores dijeron que este es uno de los casos más atroces de abusos, del que tengan conocimiento en 16 años.

La discapacitada también era golpeada y quemada con la llama de un encendedor, además de ponerla a pasar hambre y esconderle los medicamentos.

Los detectives están investigando si otros pudieron haber presenciado o sabían sobre la difícil situación de la mujer, y no hicieron nada para ayudarla. “Lo importante es que si ves algo que no parece correcto, solo dinos algo”, dijo el detective Graham, “y lo investigaremos”.

“Esta chica sufrió porque la gente decía, ‘OK’, y lo dejaron pasar”, añadió el investigador en declaraciones al periódico Providence Journal.

La investigación comenzó el 2 de este noviembre, cuando la mujer llegó a la estación de trenes de la ferroviaria  Amtrak en Providence con lesiones visibles, dijo Graham. La policía de Amtrak contactó a la policía en Providence y Pawtucket, donde los detectives David Silva y Nathan Gallison rastrearon la casa.

La policía dijo que la mujer está en el espectro del autismo y no tenía hogar cuando conoció a la pareja.

Ella le dijo a la policía que la mantuvieron en un apartamento en el sótano y Gelpi y Freitas, ambos de 27 años, que viven en el apartamento en la avenida Drolet, abusaron repetidamente de ella. “Vieron a alguien de la que se podían aprovechar”, dijo Graham.

La mujer dijo a los investigadores que fue confinada contra su voluntad, privada de agua y uso de un baño. Ella les dijo a los investigadores que la golpeaban con un cinturón y, a veces, la ataban a una silla o la esposaban a un poste con un cable de extensión, dijo la policía.

Gelpi y Freitas también hicieron  uso personal de la tarjeta electrónica de transferencia de beneficios de la mujer y los ingresos suplementarios de seguridad, según la policía.

La mujer se encontró con Gelpi en un centro de salud mental y tratamiento de adicciones, dijo la policía.

Luego de una redada en el apartamento, tanto Gelpi como Freitas fueron acusados ​​de secuestro, servidumbre involuntaria, caos y conspiración. Freitas también está acusado de agresión sexual en primer grado.

Ambos fueron procesados ​​por los cargos el miércoles por la tarde en el Tribunal del Distrito de Providence, donde los dos detectives que investigaron el caso estuvieron presentes.

La pareja no se declaró culpable, como es habitual en los delitos graves y se ordenó sus detenciones sin derecho a fianza.

Ambos acusados ​​renunciaron a la lectura de los casos en su contra.

La inspectora de policía de Pawtucket Kelly Boily le dijo al juez que Gelpi tenía condenas en Texas por agresión sexual agravada contra un niño, entre otros cargos por abuso.

Ella fue requerida a registrarse como delincuente sexual en Texas como parte de su libertad condicional y fue registrada como delincuente sexual en Rhode Island hasta 2016, según la policía de Pawtucket.

Ese año, Gelpi presentó una petición escrita a mano ante el Tribunal Superior, argumentando que no debería ser clasificada como una delincuente sexual de Nivel II.

“De acuerdo con los documentos de mi tribunal de Texas, dice que los requisitos de registro de delincuentes sexuales no se aplican al acusado”, escribió, “por lo que ahora Rhode Island me tiene como delincuente sexual de nivel 2. Estoy tratando de obtener que todo  esto sea eliminado”.

No está claro qué sucedió con su registro, pero ella no figura en la lista de delincuentes sexuales en Rhode Island.

Según los registros judiciales en línea, Gelpi fue acusada en 2010 de agresión sexual agravada contra un niño, lesiones a un niño y lesiones a una persona con discapacidad, entre otros cargos, cuando vivía en Carrollton, Texas.

También fue acusada de múltiples delitos, incluido el tráfico de drogas y el asalto a un niño, en Carolina del Norte.

El defensor público que representó a Gelpi el miércoles le pidió al juez William Clifton que le pague la fianza a Gelpi, de la que dijo que tiene vínculos con Rhode Island y que estaba buscando un trabajo en Savers, y cuyos cargos eran delitos con fianza. El juez rechazó la petición.

La investigación está en curso y pueden seguirse más cargos, dijo la policía, que se espera que divulguen más detalles en los próximos días.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: