PUNTOS…Y PICAS PUNTOS…Y PICAS
POR CARLOS MANUEL ESTRELLA “La Soga” es de película La capacidad de asombro de los dominicanos se agotó. Nada nuevo sorprende en asuntos públicos.... PUNTOS…Y PICAS

POR CARLOS MANUEL ESTRELLA

“La Soga” es de película

La capacidad de asombro de los dominicanos se agotó. Nada nuevo sorprende en asuntos públicos. Escándalos reseñados en prensa nacen y mueren con similar facilidad porque un caso elimina el anterior que se olvida y queda sin solución. En buen dominicano, “uno tapa al otro”.

La corrupción queda sin sanción lo mismo que otros crímenes, como los de delincuencia común o raterismo y los de alto cuello anidados en bolsones de poder económico, político y social con extraordinaria incidencia en sistema judicial y ministerio público que los deben reprimir.

Hay una sucesión de acontecimientos convertidos en escándalos mediáticos con incidencia negativa en imagen del gobierno que con estrategias es capaz de inventarse o “fabricar” otros “hechos” más alarmantes aún que alimenten el morbo popular y desplacen casos que resulten adversos.

De buenas a primeras salta a la opinión pública, y coincide con la pública, el supuesto apresamiento o “entrega” del ex teniente policial famoso por apodo e historial de “ejecuciones extra judiciales” de sospechosos, en asesinatos impunes patrocinados por las propias autoridades.

Fernando de los Santos es personaje de cine, es “La Soga”, el policía inspirador del protagonista de película, que se convirtió en sicario según sus mismos jefes al servicio de mafias del alto y “bajo mundo” prohijadas desde el poder y que era “perseguido” desde 2011, luego de devolver arma y desertar.

Ahora la Policía “decidió” apresarlo pese a que prácticamente convivía con antiguos compañeros, tiene domicilio conocido y es habitué de galleras y trabas, con particularidad de que él está dispuesto a volver a servir “contra la delincuencia”. Y grupos comunitarios le apoyan.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: