Día Contra Cáncer de Mama   Día Contra Cáncer de Mama  
POR RAFAEL BALDAYAC Cada 19 de octubre se celebra el Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Mama. Este día nos permite... Día Contra Cáncer de Mama  

POR RAFAEL BALDAYAC

Cada 19 de octubre se celebra el Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Mama. Este día nos permite tomar conciencia sobre la importancia de la prevención, atención y control integral, en caso de las de las mujeres y  como recordatorio del compromiso de toda la sociedad en combatir esta enfermedad.

De manera que esta fecha pretende sensibilizar a la población con un mensaje clave: la importancia de la detección precoz, a fin de mejorar el pronóstico y la supervivencia de los casos de cáncer de mama, lo cual sigue siendo la piedra angular de la lucha contra esta mal.

Actualmente el cáncer de mama es el más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en desarrollo, donde gran parte de los casos se diagnostican en un estadio avanzado, sobre todo, por la escasa concienciación y las barreras que dificultan el acceso a los servicios de salud.

Según el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, se diagnostican cada año unos 1.4 millones de casos de cáncer de mama en todo el mundo.  En este contexto, la sensibilización es el primer paso en  esta batalla. Entre las medidas de prevención, los médicos  recomiendan  el autoexamen mamario que debe realizarse mensualmente a través de una palpación simple.

Se recomienda realizar un control ginecológico por lo menos una vez al año, con exámenes de mamografía y ecografía, lo cual es indispensable para asegurar una prevención integral. Cabe destacar que en caso de que el cáncer de mamas sea detectado en las primeras fases, las posibilidades de curación ascienden a un 97 %.

Existen varios factores que predisponen la aparición del cáncer de mamas, tales como la obesidad, la ingestión exagerada de bebidas alcohólicas, ya que las mismas elevan el porcentaje de estrógeno en la sangre, así como tomar  medicamentos u hormonas sin control ginecológico.

La incidencia de cáncer de mama está aumentando en el mundo en desarrollo debido a la mayor esperanza de vida, el aumento de la urbanización y la adopción de modos de vida occidentales.

En la Republica Dominicana el cáncer de mama se ha vuelto una enfermedad de “jóvenes”, “las mujeres más afectadas, están en la franja comprendidas entre los 41 y 50 años de edad, que representa el 26.06 %. Mientras se registra un aumento de la incidencia, un 14.48 %,  en edades enmarcadas  entre los 31 y 40 años.

La Biblia no dice nada concreto sobre el cáncer. Sin embargo aborda de manera directa la teoterapia (tratamiento de Dios en Espíritu, Alma y Cuerpo).  Cuando Jesucristo estuvo en la tierra, él curó todas las enfermedades que le fueron traídas (obviamente esto incluiría el cáncer) como una señal a los judíos que él era su Mesías. El cáncer, como todas las enfermedades, es el resultado del pecado en el mundo (Génesis 3:17).

Ahora, nuevos estudios científicos les dan la razón a los que afirman que, en muchos casos, la fe sí mueve montañas, sobre todo en caso de enfermedades como el Cancer.

Según el International Journal for the Psychology of Religion, las personas espirituales son  más felices, gozan de una salud mental superior, lidian mejor con el estrés, tienen matrimonios más satisfactorios, son más saludables y viven más que las que no lo son.

Aquellas que conciben lo divino como una entidad amorosa y receptiva son más felices que quienes no lo creen así, reportó el Journal of Health and Social Behavior. Y aquellos de una vida espiritual activa sobrellevan las enfermedades y son más saludables, publicó el American Journal of Public Health.

Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Texas a lo largo de 17 años reveló que las personas que no se congregan tienen un riesgo de morir dos veces más alto, dentro de un lapso de ocho años, que las que asisten por lo menos una vez a la semana a la iglesia.

Los que creen en un Dios de amor se reportan mejor, después de que les diagnostican una enfermedad grave (como el cáncer), que quienes creen en un Dios que castiga, indica Jeffrey Kluger en The Biology of Belief (La biología de la creencia).

Tenemos que recordar que, en la vida del creyente, Dios hace que “todas las cosas le ayudan a bien” (Romanos 8:28); “Todas las cosas” incluye el cáncer. Lo maravilloso es que, aun cuando en esta vida en la tierra  estamos sujetos a enfermedades como el cáncer, tenemos esperanza.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: