Por sismo 25 niños muertos en escuela Por sismo 25 niños muertos en escuela
MEXICO.- En medio del caos, los gritos desesperados, y los policías y militares que tratan de formar una valla humana, un hombre fornido con... Por sismo 25 niños muertos en escuela

MEXICO.- En medio del caos, los gritos desesperados, y los policías y militares que tratan de formar una valla humana, un hombre fornido con camiseta azul camina tambaleante hacia un puesto médico.

Le ayudan dos soldados que lo sostienen en pie. Muy pálido, balbucea su nombre, Leonardo, dice que quiere regresar, porque no puede alejarse del lugar donde está su hijo.

A 30 metros se encuentran los restos de la escuela Enrique Rébsamen, que se derrumbó casi por completo por el sismo de magnitud 7,1 en la escala de Richter que, a pesar de tener su epicentro en Axochiapan, estado de Morelos, a 120 kilómetros de Ciudad de México, se sintió con fuerza este martes en la capital mexicana.

El movimiento ocurrió a la hora de clases, pero mientras seevacuaban las aulas parte del edificio colapsó, justo en la ruta de salida en caso de una emergencia.

El secretario de información Aurelio Nuño se confirmó este miércoles en su cuenta de Twitter la muerte de 25 niños y cuatro adultos.

También escribió que 11 personas fueron rescatadas, mientras tres continúan desaparecidas -dos niños y un adulto.

Hay confusión respecto a cuántos se encuentran bajo los escombros o no, ya que tras el movimiento telúrico muchos padres se llevaron a sus hijos a casa.

Quienes tratan de sacar a las personas bajo los escombros le dicen a Leonardo que uno de los muertos podría ser su hijo. Aunque no está claro.

Mientras, los soldados se le acercan con dos médicos. Es difícil saber cómo se siente porque los gritos alrededor no cesan.

“¡Oxígeno!”, piden los que se encuentran sobre los escombros de la escuela y el mensaje se repite desesperado por la cadena humana hasta el lugar donde termina un cerco militar y policíaco.

La ayuda se envía desde ese sitio, a dos calles del desastre. Pero mientras llega,los gritos desesperados no cesan, lo que aumenta la sensación de urgencia en el de por sí dramático escenario.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: