Papa llega por cinco días a Colombia Papa llega por cinco días a Colombia
BOGOTÁ.- El papa Francisco arribó este miércoles a Colombia para una visita pastoral de cinco días en la que busca ayudar a sanar las heridas y... Papa llega por cinco días a Colombia

BOGOTÁ.- El papa Francisco arribó este miércoles a Colombia para una visita pastoral de cinco días en la que busca ayudar a sanar las heridas y reconciliar a una nación dividida tras desactivar el conflicto armado más largo de Latinoamérica.

El avión de Alitalia que trajo al Pontífice argentino Jorge Mario Bergoglio a suelo colombiano, aterrizó a eso de las 4:10 pm hora local en una sección militar del aeropuerto internacional El Dorado, pocos minutos antes de lo previsto por los organizadores. Se creyó que arribaría con retraso debido a que el vuelo debió cambiar de ruta debido a la presencia del letal huracán Irma sobre el Caribe, aseguró AP.

El papa Francisco dijo que llega a Colombia para promover la paz y la reconciliación en un país que busca extinguir el último conflicto armado del continente, acotó AFP.

El Papa bajó por la escalerilla del avión de Alitalia y saludó con un apretón de manos al presidente Juan Manuel Santos y a su esposa, María Clemencia Rodríguez, con quienes conversó brevemente, así como al nuncio apostólico Ettore Balestrero, y al cardenal primado de Colombia, Rubén Salazar.

El Pontífice, el Presidente y la primera dama colombiana se desplazaron luego por la alfombra roja, conversando de manera animada, mientras la Orquesta Sinfónica Nacional interpretaba el coro inicial de Gloria, de Antonio Vivaldi.

Enseguida Francisco recibió una paloma de la paz que le presentó Emmanuel, el hijo nacido en el cautiverio de Clara Rojas, política que estuvo casi seis años secuestrada por las FARC.

Igualmente saludó sonriente a varios niños, así como al gabinete ministerial, entre los cuales estaba el vicepresidente colombiano, Óscar Naranjo.

Después de los saludos protocolarios, dos grupos folclóricos bailaron danzas típicas colombianas, entre ellas la popular “Yo me llamo cumbia”, cuya presentación Santos explicó al obispo de Roma, que la siguió atentamente.

El Papa rompió el protocolo para abrazar a varios discapacitados, entre ellos militares y policías heridos en combate, uno de los cuales le entregó un pequeño obsequio, así como a niños con Síndrome de Down.

Tras ese momento, recibió un manojo de rosas de una niña y bendijo varios objetos y agua que le presentaron las personas a las que abrazó, entre las cuales había también ancianos.

Una vez concluyó el recibimiento, Francisco abordó el papamóvil para un recorrido de 15 kilómetros que le llevará hasta la nunciatura apostólica, donde pernoctará.

Se trata de la tercera visita de un papa a la nación sudamericana, luego de los viajes de Pablo VI y Juan Pablo II en 1968 y 1986, respectivamente.

Francisco había prometido visitar a Colombia después de que el país lograse desactivar un conflicto de medio siglo con las Fuerzas Armadas revolucionarias de Colombia (FARC), que costó la vida a más de 220.000 personas y desarraigó a miles.

La aeronave, bautizada con el nombre del pintor veneciano Giovanni Battista Tiepolo, recorrió la pista exhibiendo por las ventanillas del piloto las banderas de Colombia y del Vaticano, como es habitual en las viajes papales, añadió Efe.

Además del presidente Santos, su familia y el alto Gobierno, esperaron al Pontífice en la pista decenas de invitados especiales, entre ellos ministros, miembros del equipo negociador de paz, representantes de fundaciones sociales, indígenas, artistas, deportistas, gobernadores y alcaldes de varias ciudades, entre otros.

La Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia interpretó piezas clásicas cuando Francisco baje del avión.

Además de Bogotá, el Papa visitará las ciudades de Villavicencio, Medellín y Cartagena de Indias.

Unos 520 voluntarios tejieron un “cordón humano” para custodiar al papa Francisco en su primer paseo en papamóvil por las calles de Bogotá.

Centenares de ciudadanos están cooperando con las fuerzas de seguridad desde primera hora de hoy en el despliegue de voluntarios más grande hecho en Colombia en las últimas décadas, según explicaron responsables de la Defensa Civil de Bogotá.

“Son todos voluntarios, sin sueldo, pero preparados en el manejo de emergencias como médicos o enfermeros. Eso se hace de corazón por la responsabilidad de los voluntarios con la ciudad y su gente en un sacrificio que vale la pena resaltar”, aseguró el coordinador de emergencias de Defensa Civil de Bogotá, Ederley Torres.

Agregó que los preparativos del operativo se iniciaron hace aproximadamente cuatro meses y han incluido simulacros de todo tipo, también de “eventos adversos” como ataques terroristas, incendios o el “colapso” de estructuras como puentes.

“Es el evento más grande al que nos hemos enfrentado en los últimos treinta años, eso es unas cien veces más que el operativo que se hace en cualquier partido de fútbol. Requiere una capacidad enorme de recursos, tecnología y personas”, concluyó el funcionario, vinculado a esta entidad desde muy joven.

Evelynn Peña, una de las voluntarias del operativo vestida con el distintivo color naranja de la Defensa Civil colombiana, dijo a Efe que en un día como hoy se siente “emocionada y en alerta”.

“Yo soy ama de casa, pero mi labor en la Defensa es prestar los primeros auxilios y estar pendientes de lo que más nos interesa a nosotros, que es la comunidad. También queremos prever cualquier situación de peligro”, abundó.

Finalmente Peña destacó que la visita del papa Francisco a Colombia, que se prolongará desde hoy y hasta el domingo, servirá para mostrarle al mundo que pese a toda la violencia vivida, el país tiene unas estructuras civiles y sociales fuertes y unidas.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: