El collar de lágrimas El collar de lágrimas
POR RAMON DE LUNA En el año 1963 fuimos a vivir en Puerto Rico para realizar una tarea relacionada con nuestra profesión en el... El collar de lágrimas

ramon-de-lunaPOR RAMON DE LUNA

En el año 1963 fuimos a vivir en Puerto Rico para realizar una tarea relacionada con nuestra profesión en el campo de la radiodifusión.
Conocíamos muy pocas personas y para enfrentar las horas de ocio, empezamos a ver por televisión una novela, titulada El Collar de Lágrimas.
Pasaban los meses y aquel novelón no tenía las de nunca acabar. Era lo que más tarde se llegó a conocer como “un culebrón”. Concluida la mencionada novela juramos nunca más volver a enredarnos en otra.
En nuestro país, sospechamos que se está planeando ofrecerle al pueblo un culebrón al estilo El Collar de Lágrimas, en una producción domínico-brasileña, filmada en locaciones ubicadas en los dos países y con un reparto de actores cuyos nombres se mantienen en el anonimato, a fin de producir en el público mayores expectativas.
Hace ya algún tiempo que empezó su filmación y se comenta que el guión es de lo más atractivo, teniendo la particularidad de que son varios los directores, así como la enorme calidad de los actores, pues su experiencia es harto conocida.
Los novelones brasileños aquí gustan mucho, pues la televisión local ha proyectado algunos de ellos, como aquel titulado Doña Bella, por el cual las mujeres dominicanos derramaron cataratas de lágrimas.
El culebrón, cuyos primeros capítulos ya se ha empezado a transmitir, es una producción de la compañía PGR-JAR, la que antes no se conocía con experiencia propia, y se comenta que para empezar el rodaje, ya ha invertido unos noventa y dos millones de dólares, la más alta inversión que hasta ahora había hecho el cine dominicano.
Se comenta que los pueblos lucen entretenidos con la temporada de pelota, con los grandes conciertos populares y con las telenovelas que despiertan su interés, lo que ha provocado que más de una vez las habichuelas se les hayan quemado a muchas amas de casa.
¿Producirá este novelón el interés de las amas de casa y sus maridos? Dicen que sí, que tiene capítulos impactantes, que la urdimbre es tal, que muchas actividades quedarán paralizadas, por lo que se perderán muchas horas de trabajo.
Nosotros nos negamos a verla, luego de aquella experiencia con el Collar de Lágrimas, pues cuando se creía que iba a concluir, le agregaban capítulos van y capítulos vienen.
Preferimos emplear el tiempo en leer un buen libro o escuchar música de los clásicos, pues estamos seguros que La producción de la compañía PGR-JAR será un verdadero “clavo”.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: