PUNTOS…Y PICAS PUNTOS…Y PICAS
POR CARLOS MANUEL ESTRELLA Odebrecht y comunicación El contacto con periodistas y gestores de gabinetes de comunicación pública de Iberoamérica, reunidos del 8 al... PUNTOS…Y PICAS

carlos-manuel1POR CARLOS MANUEL ESTRELLA

Odebrecht y comunicación

El contacto con periodistas y gestores de gabinetes de comunicación pública de Iberoamérica, reunidos del 8 al 12 de mayo en Veracruz, México, permite intercambiar prácticas y realidades en distintos países que, para el caso del escándalo de sobornos de Odebrecht, tienen características similares.

Es difícil desconectar este caso, destapado por la justicia estadounidense ante cuyas autoridades representantes de la constructora brasileira admitieron prácticas de corrupción, de comunicación pública, entendida como sobre asuntos de interés colectivo, no privado, y ejercida desde gobiernos.

Acciones ilícitas admitidas por Odebrecht se reproducen con esquemas similares en múltiples naciones pero difieren en persecución y castigo, por cuanto tocan intereses internos enquistados en esferas de poder que explotan económicamente la función pública en provecho personal.

En estos foros, como el IV encuentro iberoamericano de comunicación pública, también surgen voces que ahondan el tema y justifican la corrupción como mecanismo de dominación y negocios tolerados en Estado Unidos que se erige en policía internacional, campeón de moralidad y censor planetario.

El soporte del entramado de corrupción favorecida con tolerancia e impunidad en Latinoamérica es el ciudadano, porque pagos ilícitos, sobreprecio y cubicaciones provienen de financiamiento exterior, parte de la mafia, pero son los contribuyentes quienes al final tienen que saldarlo.

El caso se extiende a más de diez países y todos parecen esperar recetas salomónicas, extrajudiciales, sin tocar élites involucradas al tope y mediante el populismo judicial hacer rodar o intercambiar cabezas como en ajedrez torres que se sacrifican de momento para proteger niveles más altos.

Quienes ejercen la comunicación pública están muy comprometidos con la divulgación veraz, oportuna y completa de informaciones para profundizar en esquemas de múltiples raíces y tentáculos con gobiernos y autoridades, sin distingos inter partidos para evitar interpretaciones acomodaticias.
El caso Odebrecht es retador para los periodistas de vocación y principios.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: