Miguel Cruz Tejada NUEVA YORK.- El consulado general dominicano con  sede en esta ciudad, no labora este martes, por el paso de la tormenta “Stella”,...

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK.- El consulado general dominicano con  sede en esta ciudad, no labora este martes, por el paso de la tormenta “Stella”, y aconsejó precauciones a la comunidad dominicana, extensivas a todos los latinos residentes aquí.Consulado dominicano cesará labores hoy martes

Las labores serán reanudadas mañana miércoles en el horario habitual de 9:00 de la mañana a 3:30 de la tarde de lunes a viernes y hasta la 1:00 de la tarde, los sábados.

El cónsul Carlos A. Castillo dijo que tomó la decisión de suspender las labores para que tanto el personal del Consulado como los contribuyentes no se expongan a riesgos ante la nevada, ya que además de las bajas temperaturas, las calles y carreteras se tornan resbaladizas y se complica en extremo el tránsito vehicular, y se podrían producir ráfagas que pueden ser de hasta 40 a 50 millas por hora.

En un comunicado emitido a través de su Departamento de Prensa, Castillo recomendó a sus connacionales estar atentos a las informaciones oficiales que ofrezcan el Servicio Nacional de Meteorología y las autoridades competentes de Nueva York.

Entre otros consejos básicos para protegerse ante la nevada, están abrigarse bien, tener cautela al palear nieve y mantenerse informado sobre los cambios en las condiciones climáticas a través de la radio y la televisión, así como tener el tanque de su auto lleno de gasolina por si las gasolineras se ven afectadas por la pérdida de electricidad.

Además, disponer de agua embotellada y un botiquín de primeros auxilios, en caso de que la nevada no le permita salir de su casa; comprar alimentos no perecederos que pueda congelar, asegurarse de tener sus medicinas al día y si algún medicamento está a punto de terminarse ir con tiempo a la farmacia. Si tiene citas médicas programadas para las próximas 72 horas, planificar con tiempo por si no puede llegar a las mismas.

Asimismo debe asegurarse de que las baterías para algún equipo médico y tecnología que utilice estén completamente cargadas, al igual que sus teléfonos celulares.

En el caso de personas de la tercera edad o con niños, deben informarle a alguien dónde estarán durante la nevada y mantener en su casa el número de contacto de una persona relacionada a quien las autoridades puedan llamar en caso de que sufra una emergencia.

Los documentos personales de identidad, entre ellos licencia de conducir, pasaporte y tarjeta de seguro médico, deben mantenerse a la mano,

PRECAUCIONES

Durante y después de las acumulaciones de nieve, el removerla de las aceras es un fuerte y pesado trabajo que puede resultar peligroso para quienes no se encuentran en buenas condiciones físicas, personas de la tercera edad o si sufren de alguna enfermedad crónica, por lo que es recomendable calentar los músculos, pues siendo palear una actividad vigorosa, antes de empezar dedique 10 minutos a un ejercicio ligero.

Doble las piernas usando una pala no pesada, preferiblemente de plástico o aluminio y que esté acorde con su estatura. Levante la carga con las piernas dobladas y separadas.

Dado que palear puede aumentar la rapidez de su corazón y la presión de la sangre dramáticamente, se aconseja hacerlo despacio y con calma, y debe ponerse abrigos de cuello de tortuga, gorro, bufanda, guantes, protección para la cara, medias de lana y botas a prueba de agua.

Sólo si debe conducir, monitoree los reportes del clima y las condiciones de las vías antes de salir a la carretera, pero es recomendable usar preferiblemente los buses y trenes del Metro.

Al conducir vehículos deben ser usadas las autopistas y vías principales que usualmente son las que las autoridades limpian primero y se debe conducir despacio siguiendo los límites de velocidad según las condiciones. Si el vehículo resbala, debe ser orientado el guía en la dirección deseada y endurecerlo cuando vaya en el sentido correcto.

Debe llevarse un “kit” de artículos básicos como ropa de abrigo, mantas, agua, comida y una linterna, así como el teléfono celular y el cargador del auto, utilizar sólo  equipo de calefacción portátil apropiado para uso de interiores.

No utilice su estufa u horno para calentar una habitación. Mantenga los materiales combustibles como muebles, cortinas y alfombras, a por lo menos tres pies de distancia de la fuente de calor y nunca coloque ropa sobre un calentador portátil para que se seque ni deje jamás a un niño sólo en una habitación con ese aparato en funcionamiento.

Si no le dan calefacción al apartamento donde usted habita, repórtelo a las autoridades competentes.

 

 

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.