SANTIAGO.- El semanario católico Camino criticó el hecho de que no son auxiliadas adecuadamente las mujeres que pueblan la zona rural del país y...

SANTIAGO.- El semanario católico Camino criticó el hecho de que no son auxiliadas adecuadamente las mujeres que pueblan la zona rural del país y que viven en la extrema pobreza, atadas a las cadenas de un machismo histórico que les impide vivir con la dignidad que Dios las creó.

Y que la mejor contribución que puede hacer el Estado a la mujer dominicana es procurar tener un sistema de salud eficiente y que la preocupación para que las mujeres vivan en condiciones dignas, tiene que ir más allá del día dedicado a ellas, que debe ser siempre.

En el editorial correspondiente aperiodico-camino su edición del próximo domingo, titulado “Más allá de la fecha”, recuerda que el pasado miércoles se conmemoró el Día Internacional de la Mujer, fecha que considera propicia para reconocer los espacios que han ido ganando las mujeres, fruto de su esfuerzo y dedicación.

Pero que hay otras, de manera fundamental en el campo que son esclavas del abandono social y que la miseria que les rodea espanta, por lo que plantea que “a  esa triste condición hay que buscarle salida urgente”.

“No se puede seguir hablando del progreso económico mientras en nuestros campos y barrios una legión de mujeres abandonadas llevan a cuestas la cruz de la exclusión”, considera Camino.

Por eso, estima que se debe multiplicar los esfuerzos que vienen haciendo algunas instituciones incorporando a las mujeres en proyectos de autogestión, y capa­citándolas en diversas áreas.

Es de opinión de que ese apoyo permitirá que esas mujeres salgan hacia adelante en busca de nuevos horizontes y que de ello hay experiencias maravillosas en diversos puntos del país.

Subraya Camino que con el respaldo de aquí y de organismos internacionales, esas organizaciones femeninas van haciendo camino al andar y que ya se nota el avance en la calidad de vida de las comunidades en donde estos grupos funcionan.

“Al pensar en el 8 de marzo queremos destacar uno de los problemas más dolorosos por los que atraviesa la mujer dominicana, y es el relativo a la salud”, sostiene.

Y se pregunta cuánto sufren esas mujeres al ver a un familiar enfermo, o ellas mismas,  teniendo que ir a un hospital donde muchas veces falta de todo, sintiéndose huérfanas de un servicio tan vital.

Recuerda lo expresado por los obispos en la Carta Pastoral del 21 de enero pasado, en la que resaltaron que “la gran mayoría de nuestras mujeres dominicanas tienen que cargar con la cruz de un sistema de salud inoperante para los que no tienen recursos, rebotadas de las clínicas privadas por no tener seguro ni dinero, empujadas a hospitales públicos deficientes, teniendo que pagar los precarios servicios que les ofrecen”.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.