SANTIAGO.- La Iglesia católica en esta ciudad  mostró su desacuerdo con la amenaza de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) de paralizar las actividades...

SANTIAGO.- La Iglesia católica en esta ciudad  mostró su desacuerdo con la amenaza de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) de paralizar las actividades educativas, en el entendido de que miles de estudiantes sufrirían las consecuencias.

La consideración aparecerá en la edición del próximo del semanario Camino, órgano escrito del Arzobispado de aquí, principal estamento del catolicismo en esta zona.

Con el título de “La escuela en peligro”, el medio escrito especializado en temas religarzobispadoiosos estima que las desavenencias entre el Ministerio de Educación y la ADP “están provocando que miles de alumnos de la educación pública sufran las consecuencias de ver cerrados los caminos de querer aprender para ser útiles a la Patria”.

Al tiempo de calificar como “penoso” ese hecho, Camino recuerda que el sistema educativo dominicano está mal parado, en comparación con otras naciones del área.

Por eso considera que cada hora de clase que se pierde “es un paso más que damos hacia el abismo de la ignorancia y el atraso”.

En tal sentido, es de opinión de que el método de lucha empleado por la ADP merece cambios profundos y que, de continuar usando la misma práctica de años atrás “en un tiempo no muy lejano cosechará que los sectores más perjudicados por las horas de clase que se pierden, le den la espalda”.

“Caminar en dirección contraria a las necesidades de los más pobres no da buenos resultados”, sostiene Camino en el editorial correspondiente a su edición del domingo próximo.

Por eso, cree que llegó la hora de iniciar un diálogo sincero entre ADP y Ministerio de Educación, con la esperanza de que de ahí saldrán las soluciones a las demandas planteadas por los docentes.

“Hay que lograr consenso para evitar poner en peligro el año escolar que entra en su segunda etapa y que ambas partes piensen más en la nación”, concluye.

 

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.