NUEVA YORK.- El 2017 trae consigo muchos retos que deberán enfrentar los neoyorquinos, en medio del temor y la incertidumbre que genera el gobierno...

NUEVA YORK.- El 2017 trae consigo muchos retos que deberán enfrentar los neoyorquinos, en medio del temor y la incertidumbre que genera el gobierno del presidente electo Donald Trump.

Aunque el mandatario anunció que desea deportar entre tres y cuatro millones de indocumentados, los líderes electos de la Gran Manzana ya preparan sus cañones para hacerle frente a las amenazas del magnate.

Pero más allá del tema migratorio, Nueva York espera combatir otras problemátiautoridadescas como la crisis de vivienda, el aumento de los desamparados y los crímenes de odio que se han disparado en los últimos meses.

La reforma a la justicia penal, nuevos programas que mejoren el acceso a la salud y la educación, y el impulso de leyes como el Dream Act estatal y asistencia a enfermedades mentales en ascenso, serán protagonista en el panorama local. El cóctel agridulce del 2017 corre por cuenta del transporte con la inauguración del anhelado tren de la Segunda Avenida y el aumento en los precios de la Metrocard.

El tren de la Segunda Avenida
Aunque los neoyorquinos esperaban que esta nueva línea del subway se pusiera en marcha en el 2015, el retraso fue más que evidente, pero el propio gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, aseguró que el tren será una realidad el primer día del 2017.

“La espera se acabó y el tren abrirá el 31 de diciembre”, comentó el mandatario estatal, confirmando que el servicio inaugural del esperado tren será la víspera de Año Nuevo, pero oficialmente abrirá para el público el 1 de enero.

En esta primera fase, el servicio beneficiará a unos 200,000 pasajeros diarios que se movilizarán entre las estaciones de las calles 96 a la 63.

El alza de la Metrocard en marzo
El 2017 no tienen muy contentos a los usuarios del metro de Nueva York luego de que la MTA anunciara que habrá un aumento del 4% en los precios de la Metrocard que pretende además subir también el costo de cada trayecto.

La primera propuesta considera que la tarifa base pase de $2.75 a $3, pero dando a los usuarios un bono de 16% por cada $6 que recarguen a su MetroCard. La otra opción sería que se mantenga la tarifa actual de $2.75, pero un bono de sólo 5% por cada $5.50 que se gaste.

Aunque el aumento sera más que seguro, la MTA solo anunciará oficialmente en enero cómo quedarán los precios, que comenzarán a afectar el bolsillo de los neoyorquinos a partir del 19 de marzo del 2017. En el caso de las tarjetas ilimitada se propuso que la mensual suba a $121 y la de una semana a $32.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: