PUNTOS…Y PICAS PUNTOS…Y PICAS
La misma controversia La aprobación de la ley que modifica el Código Penal y consecuente observación del Poder Ejecutivo de artículos que permiten el... PUNTOS…Y PICAS

carlos-manuel1La misma controversia

La aprobación de la ley que modifica el Código Penal y consecuente observación del Poder Ejecutivo de artículos que permiten el aborto reaviva la controversia sobre la interrupción del embarazo, tema que comporta no solo aspectos jurídicos, sino científicos, sociales, económicos y religiosos.

Todo lo que se diga o haga al respecto tiene como marco jurídico sombrilla el artículo 37 de la Constitución que consagra la inviolabilidad de la vida “desde la concepción hasta la muerte”, afirmación categórica que dejará sin efecto cualquier ley adjetiva que le sea contraria.
El nudo anti aborto fue amarrado por la cúpula católica cuando se discutía el nuevo texto constitucional en la Asamblea Nacional Revisora al fragor de la campaña por senadurías y diputaciones en 2010, bajo el chantaje y amenaza a quienes votaran contra la posición religiosa.

Permitir la interrupción del embarazo, que debería ser siempre por decisión y con aprobación de la madre, es en principio un asunto médico científico bajo el calificativo de terapéutico, por específicas razones y circunstancias ginecológicas, sobre todo.

La inminencia de un producto inviable, con malformaciones congénitas y otras graves situaciones que la tecnología en materia de imágenes médicas puede advertir desde el vientre materno, obligan a la recomendación profesional del aborto, máxime cuando corre riesgo la vida de la madre.

La natalidad debe estar asociada al contexto económico y social de los padres, así como a la educación en cuanto a edad reproductiva ideal para la mujer, con fuerte dosis de orientación preventiva de embarazos no deseados, como parte de políticas públicas que disminuyan mortalidad neo-natal.

La observación del Ejecutivo a artículos del Código Penal que permitirían el aborto, aún sea acogida por el Congreso y que refrenda buena intención presidencial, no podrá materializarse si, como se espera, se incoan acciones en Tribunal Constitucional para anularla.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: