Tres millones de indigentes Tres millones de indigentes
Pecaríamos de mezquinos si no le reconociésemos al presidente Danilo Medina los esfuerzos que ha hecho por rescatar de la miseria a muchos sectores,... Tres millones de indigentes

ramon-de-lunaPecaríamos de mezquinos si no le reconociésemos al presidente Danilo Medina los esfuerzos que ha hecho por rescatar de la miseria a muchos sectores, sobre todo campesinos, entes productores que permanecían en la inercia, aún teniendo potencialidades, pero a la espera de que el sector oficial los condujera al camino de la producción.

A Medina lo critican algunos sectores opositores por las llamadas “visitas sorpresa”, pero hemos visto que en algunas regiones del país se han formado especies de cooperativas campesinas que se han dedicado a emprender ciertos proyectos con éxitos evidentes.
No obstante eso y a pesar del anunciado alto crecimiento económico de la República en los últimos años, el cual se dice es uno de los mayores de América Latina y el Caribe, no ha resultado inclusivo, según el Banco Mundial, como en el resto de la región, por lo que “uno de cada tres dominicanos permanece por debajo de la línea de la pobreza”, es decir, en la indigencia.
En ese informe de la referida entidad mundial se señala, que en nuestro país hay tres características que distinguen su economía y que ayudan a explicar porqué la pobreza no ha disminuido con mayor rapidez a pesar de ese supuesto crecimiento.
Cita, entre esas causas: un mercado laboral que no parece recompensar a los trabajadores por su productividad; una economía interna con encadenamientos intersectoriales débiles, así como un sector público “que no gasta lo suficiente ni particularmente bien para reducir la pobreza.”
Los legos en los asuntos económicos no llegamos a comprender ese anunciado crecimiento económico de la República Dominicana, el más alto de esta región y de toda América Latina, cuando observamos el ensanchamiento cada vez más del abismo existente en las clases sociales de nuestro amado país, a no ser que las anunciadas riquezas solo vayan a acomodarse al lado de un solo sector, el que integran poderosas empresas y unos cuantos potentados.
Los trabajadores vienen reclamando que el Comité de Salarios llegue a lograr una reunión entre su sector y el empresarial para que se llegue al acuerdo mutuo de mejorar su status quo; se escuchan voces plañideras de empleados de la Administración Pública, sobre todo aquellos de las más bajas categorías, reclamando aumento salarial y qué decir de los guardias y policías de bajos rangos, los cuales reciben sueldos de miseria, lo que viene provocando entre ellos un creciente desaliento.
Resultaría maravilloso que ese anunciado crecimiento republicano, el más alto de las regiones latinoamericanas y caribeñas, llegase hasta las masas paupérrimas del país, lo que ayudaría a mejorar la vida de millones de seres humanos que hoy viven en la indigencia.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.