¡Ah, la pequeña política! ¡Ah, la pequeña política!
POR PEDRO DOMÍNGUEZ BRITO Pocos días antes de Fidel Castro morir, el papa Francisco, en un encuentro con jesuitas, orden a la que pertenece,... ¡Ah, la pequeña política!

pedroPOR PEDRO DOMÍNGUEZ BRITO

Pocos días antes de Fidel Castro morir, el papa Francisco, en un encuentro con jesuitas, orden a la que pertenece,  aseguró que hoy en día “faltaban esos grandes políticos que eran capaces de jugarse en serio por sus ideales y no le tenían miedo al diálogo ni a la pelea, sino que iban adelante, con inteligencia y con el carisma propio de la política”.

Al leer aquello pensé de inmediato en El Comandante, a sabiendas de que Su Santidad no necesariamente se refería al líder cubano. Y también recorrí esa historia reciente de líderes políticos que arriesgaron sus vidas por lo que creían y se esforzaban por vencer todo tipo de obstáculos.

Y hago la salvedad que esto no implica que estemos o no de acuerdo con esos personajes, que ese no es nuestro tema. Nos enfocaremos, y aquí me atrevo a interpretar al papa Francisco, al coraje que tenían, a la defensa de sus convicciones y a cómo se entregaban a ella de corazón.

Y mi memoria empezó a hacer de las suyas y a buscar rápidamente dos o tres ejemplos. Inicié recordando a nuestro Manolo Tavarez Justo. Abogado, político y revolucionario. Hombre firme, de sólidos principios.  Luchando por su causa, se levantó en armas en nuestras montañas. Murió fusilado en Las Manaclas en el año 1963. Todo un héroe.

Luego recordé a Martin Luther King, paladín de los derechos civiles en los Estados Unidos y en el mundo, activista por la paz y gran promotor de la igualdad racial y social. Murió asesinado en el año 1968,  por razones de odio.

Y, finalmente, recordé a Nelson Mandela, abogado y político. Enfrentó y venció, con métodos pacíficos, al cruel apartheid en Sudáfrica. Presidente de su país, luego de permanecer 27 en la cárcel. Líder de dimensión mundial. Murió en al año 2013, y su funeral constituyó una muestra de respeto y admiración a su persona, algo de dimensiones pocas veces vistas en la historia.

¡Oh, Dios! Parece que la humanidad carece de esos grandes líderes de antaño. Quizá por ello el papa Francisco dijo al final de la reunión con los jesuitas: “La política en general, la gran política, se ha degradado cada vez más en la pequeña política”.

 

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: