MOSUL.- Al segundo día de batalla, una nube negra tiñó el cielo de Mosul. Una espesa niebla dificultó el avance de las tropas iraquíes...

MOSUL.- Al segundo día de batalla, una nube negra tiñó el cielo de Mosul. Una espesa niebla dificultó el avance de las tropas iraquíes y kurdas que tratan de hacerse con la ciudad, la segunda más importante de Irak, en manos del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) desde hace dos años.

Los yihadistas incendincendioiaron un yacimiento petrolífero para cegar a los aviones enemigos e impregnaron la batalla de un aire apocalíptico. Aun así, los aliados volvieron a ganar terreno por segunda jornada consecutiva e hicieron ondear la bandera iraquí en las villas reconquistadas. Soldados con la cara tiznada sostenían el estandarte.

“Hemos avanzado y claramente estamos desestabilizando a Daesh. Va a depender mucho de la población que está dentro de Mosul. Si ellos se dan cuenta de que están perdidos y tienen que ayudarnos, todo será mucho más sencillo”, explicaba el coronel Mahdi, encargado de la base kurda de Majmur, donde se centraliza buena parte de la gestión de la batalla.

Si en el frente se habla del territorio ganado, en la retaguardia se cuenta a los muertos. Los kurdos han perdido seis hombres, quizá siete. A los ejércitos no les gusta hablar de los caídos en combate porque tiene que ver con el fracaso.

Mientras Mahdi comenta los avances sobre el ISIS con un corrillo de soldados y de vez en cuando pide silencio para escuchar lo que están diciendo en la televisión sobre la ofensiva, en un despacho del ministerio peshmerga —una oficina de la eterna guerra en la que viven— se encarga de llamar a los familiares de los fallecidos: “¿Es usted la madre? Su hijo murió como un héroe. Pase mañana a recoger su cadáver al hospital de Erbil. Allí le diremos la pensión que usted va a recibir”.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: