SANTIAGO.-Una jueza  de la Oficina de Servicios Judiciales de Atención Permanente de aquí, dictó la noche de este lunes  tres meses de prisión preventiva,...
SANTIAGO.-Una jueza  de la Oficina de Servicios Judiciales de Atención Permanente de aquí, dictó la noche de este lunes  tres meses de prisión preventiva,  contra un hombre y el propietario de una metalera, acusados de la sustracción y compra de dos campanas, una de ellas con valor histórico que fue donada en el año 1895 a la parroquia San Antonio de Padua, de esta ciudad y que fue robada la semana pasada de ese templo.
 
La magistrada Yascampana-2-2mín de los Santos acogió las pruebas presentadas por el Ministerio Público en contra del comerciante Máximo Rosario Reyes (Lele) de 40 años, propietario de la metalera ubicada en el sector Baracoa,  y Franklin Roberto Jiminián Martínez (Chencho) quien la sustrajo en compañía de otro individuo conocido como Capital y quien se encuentra prófugo. 
 
Rosario Reyes y Jiminián Martínez fueron sometidos a la justicia por violación a los artículos 265, 266, 379, 384 y 385 numeral II del código penal, consistente en complicidad de robo agravado con escalamiento y nocturnidad en perjuicio de la parroquia San Antonio de Padua, representada por su párroco Fray Juan Mena. La iglesia está ubica en la calle Del Sol esquina Colón, en el centro de las ciudad.
 
Las autoridades enviarán al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) la campana recuperada para determinar mediante un experto en antigüedades, si la pieza de bronce recuperada corresponde al año 1952 o es la donada por sacerdotes españoles en 1895. La campana recuperada fue encontrada rota en cuatro pedazos en el vertedero de Rafey.

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: