RICARDO RODRIGUEZ ROSA baracoero@outlook.es SANTIAGO.- El director general de Aduanas, Enrique Ramírez Paniagua, defendió este jueves aquí el derecho que tiene el Estado de...

RICARDO RODRIGUEZ ROSA

baracoero@outlook.es
SANTIAGO.- El director general de Aduanas, Enrique Ramírez Paniagua, defendió este jueves aquí el derecho que tiene el Estado de cobrar un anticipo del 50 por ciento de la materia prima importada por los empresarios.

Explicó Ramírez Paniagua que se trata de una prerrogativa  establecida en las leyes que rigen las zonas francas y las aduanas, a través de la cual se logrará aumentar el cobro de los impuestos.

El incumbvisita-director-aduanasente de Aduanas habló sobre ese y otros temas con periodistas santiagueros, que lo cuestionaron mientras inspeccionaba el trabajo que desarrolla esa dependencia en el Aeropuerto Internacional del Cibao.

Durante su estadía en la terminal aérea, Ramírez Paniagua estuvo acompañado de Félix García, presidente de su consejo de administración; Teófilo Gómez, director financiero y administrativo y Narciso Tiburcio, encargado de Aduanas en dicho aeropuerto.

El funcionario aduanero calificó como “una sobre reacción” del sector industrial, con relación a esas pretensiones fiscales, porque el artículo 16 de la Ley General de Presupuesto (que ellos cuestionan) establece claramente que solo se le va a cobrar el ITBIS a la materia prima que no se acogen al Código Tributario.

Refirió que está establecido que están exentas   del pago de ese impuesto las materias primas, como productos farmacéuticos, agrícolas, industria alimenticia y para las zonas francas.

Informó Ramírez Paniagua que el pasado miércoles se reunió con una comisión de la Asociación de Industrias y que recibió de sus integrantes informaciones que podrían ayudar a lograr un consenso.

“Entre ellos hay una sobre reacción, y vamos a responder más adelante el documento que nos dejaron, donde constan sus argumentos”, observó el director general de Aduanas.

Dijo que con la nueva disposición Aduanas colectaría anualmente alrededor de 4 mil, 500 millones de pesos más que lo actual, situación que, según los empresarios, afectaría el flujo de caja de sus negocios.

Esto así, porque se verían en la obligación de pagar los impuestos cuando reciban las mercancías y no cuando vendan los productos que elaboran con ellas. “Eso lo estamos evaluando y buscamos la manera de manejarlo”, agregó.

En otro sentido, se abstuvo de dar una cifra sobre la cantidad de dinero que estima deja de percibir el Estado por las subvaluaciones, alegando que  eso es bien difícil porque este es un país donde hay un gran volumen de exportación.

No obstante, aseguró que se están haciendo ajustes en los sistemas “de manera que podamos hacer la apreciación real de los artículos que se importan y cobrar lo que corresponde”.

Resaltó que en el país ha habido una tradición de acuerdos entre Aduanas

Y los sectores empresarial e industrial, pero que su propósito es que esa entidad recaudadora se modernice, en vista de que forma parte de los principales acuerdos internacionales, como la Asociación Mundial de Aduanas y la Organización Mundial del Comercio.

“Lo que queremos es que Aduanas se acoja a todos los principios de modernidad, que sea puerta y puente para beneficiar y promover el desarrollo de la economía de los sectores industrial y empresarial del país”, agregó.

 

 

Ricardo Rosa

Periodista, labor que realizo desde 1970. He laborado en diferentes medios noticiosos (radio, televisión, periódicos impresos y digitales) tanto de Santiago como de Santo Domingo.

%d bloggers like this: